4 nutrientes para el equilibrio hormonal que las mujeres no deben ignorar

Si eres mujer, te das cuenta de que tienes un equilibrio hormonal frágil. Cuando consume una dieta poco saludable, no haces suficiente ejercicio y tiene estrés crónico, tus hormonas se vuelven locas. Desafortunadamente, incluso si practicas un estilo de vida saludable, los desequilibrios hormonales pueden seguir siendo un problema.

Para mantener las cosas bajo control, es esencial conocer tus principales hormonas y los síntomas de un desequilibrio. No solo necesitas conocer estos síntomas, sino que también es útil conocer las vitaminas que son esenciales para una buena salud.

¿Cuáles son los síntomas de un desequilibrio hormonal?

Actualmente, ningún estudio puede culpar de ciertas condiciones de salud al desequilibrio hormonal. Sin embargo, es posible que algunos de los síntomas que ves podrían estar relacionados. Estas son algunas señales de alerta si las cosas en tu cuerpo están fuera de balance:

  • Fatiga
  • Síndrome premenstrual
  • Aumento de peso
  • Pérdida de cabello
  • Retención de agua
  • Vello facial
  • Osteoporosis
  • Infecciones del tracto urinario
  • Bajo deseo sexual
  • Problemas de la piel
  • Problemas de salud mental

Si escuchas a tu cuerpo y mantienes un equilibrio hormonal adecuado, tu salud general puede mejorar. Tu peso, ciclo menstrual y niveles de energía pueden mejorar. Además, otras afecciones de salud pueden desaparecer o disminuir en gravedad.

4 grandes hormonas para la salud de la mujer

Un artículo publicado por Hormone Health Network dice que su sistema endocrino es una colección de glándulas en todo el cuerpo que produce hormonas específicas. Cada hormona es responsable de un papel vital en tu salud. Aquí hay cuatro hormonas principales que es importante que identifiques.

 

1. Insulina

Los niveles de glucosa de tu cuerpo están controlados por esta hormona que produce tu páncreas. Cuando tu insulina está desequilibrada, tus niveles de glucosa también están desequilibrados, lo que provoca picos y caídas de azúcar. Puede convertirse en diabetes y causar aumento de peso y otros problemas de salud graves.

2. Cortisol

Cuando tu cuerpo está estresado y entra en modo de supervivencia, tus glándulas suprarrenales bombean adrenalina y cortisol a tu sistema. Le da a tu cuerpo una explosión de energía para la autodefensa. Si está estresado crónicamente, demasiado cortisol puede afectar tu estado de ánimo, nivel de energía y peso.

3. TSH

Tu tiroides es una glándula con forma de mariposa ubicada detrás de tu tráquea en tu cuello. Esta glándula esencial produce hormonas que regulan tu metabolismo y, a menudo, se le llama termostato del cuerpo. La glándula endocrina maestra controla la glándula tiroides por medio del cerebro llamado glándula pituitaria.

Esta pequeña glándula produce hormonas estimulantes de la tiroides que mantienen tu tiroides funcionando correctamente. Si tu TSH está apagada, tus hormonas tiroideas se desequilibrarán y tu metabolismo se verá afectado negativamente. Notarás agotamiento crónico y falta de energía.

4. Estrógeno

Tus características femeninas son todos productos del estrógeno, la principal hormona sexual femenina. No solo te convierte en mujer, sino que está relacionado con tu metabolismo, función cerebral, salud ósea, estado de ánimo y peso.

Según un artículo publicado por la Sociedad Norteamericana de Menopausia, la producción de estrógeno alcanza niveles máximos a los 20 años.

 

A medida que llegues a los 30 años y más, generalmente experimentarás una disminución en el estrógeno. Durante este período de la perimenopausia, puedes luchar contra los ciclos irregulares, los sudores nocturnos, la ansiedad y el mal humor.

Tu médico de cabecera puede solicitar análisis de sangre sencillos que pueden medir las funciones glandulares y los niveles hormonales. Estas pruebas también pueden revelar qué ajustes deben realizarse. Luego, recibirás recomendaciones sobre cómo remediar la situación.

Vitaminas y nutrientes esenciales para el equilibrio hormonal

Tu primera línea de defensa contra el desequilibrio hormonal es mantener un estilo de vida saludable. Si consumes comida chatarra procesada cargada de azúcar, sodio y conservantes, afectará negativamente tus hormonas. Sin embargo, si te esfuerzas por comer alimentos integrales nutritivos y tienes una rutina de ejercicios, tu sistema endocrino se beneficiará.

Además de una dieta nutritiva, necesitas vitaminas y minerales específicos para una salud óptima. Aquí hay algunas vitaminas que debes considerar para mantener tus hormonas bien alineadas.

1. Omega 3

Sí, debes evitar los alimentos con grasas saturadas tanto como sea posible. Sin embargo, tu cuerpo necesita grasas saludables como Omega-3 para que tus células funcionen correctamente. Las células de tus glándulas endocrinas lo necesitan para producir hormonas de manera eficiente.

Si no obtienes suficientes ácidos grasos Omega-3, tu producción de hormonas puede disminuir y causar un desequilibrio. Según un artículo publicado por la Oficina de Suplementos Dietéticos, las mujeres necesitan al menos 1,1 gramos de omega-3 al día. Puedes obtener estas vitaminas de forma natural al comer nueces, pescado graso, linaza o semillas de chía.

2. Vitamina D

Una de las formas en que muchas personas obtienen su dosis de vitamina D es consumiendo productos lácteos. ¿Sabías que tu cuerpo necesita este nutriente esencial para producir estrógeno y progesterona? También puede ayudar a equilibrar las hormonas y los niveles de glucosa en sangre.

Si deseas huesos y dientes fuertes y saludables, también necesitas tu dosis diaria de vitamina D. Dado que tu cuerpo no puede producir este nutriente por sí mismo, lo obtienes al consumir productos lácteos, vegetales de hojas oscuras y tomar el sol. Un artículo publicado por la Clínica Mayo recomienda que obtengas al menos 600-800 UI todos los días.

3. Zinc

El zinc es un mineral esencial y necesitas una cantidad específica para mantener la fertilidad y regular tus ciclos menstruales. También beneficia a las hormonas tiroideas y las ayuda a mantenerse equilibradas.

Si estás tomando anticonceptivos o tienes problemas digestivos específicos, tus niveles de zinc pueden ser demasiado bajos. Cuando tus hormonas no están sincronizadas, puedes experimentar períodos dolorosos y el zinc puede ayudar a reducirlos. Dado que las cantidades diarias pueden variar, controla tus niveles y habla con tu proveedor de atención médica sobre qué dosis es la mejor para ti.

4. Vitamina B12

Esta estrella de las vitaminas B atrae mucha atención por su vínculo con el metabolismo y la energía. Tu cuerpo necesita este nutriente esencial para la salud de la tiroides y las funciones nerviosas. La vitamina B12 no solo ayuda a equilibrar tu energía, sino que también ayuda a impulsar las funciones cerebrales como la memoria y el aprendizaje de nuevos conceptos.

Si eres vegetariano o vegano, tu riesgo de tener deficiencia de vitamina B12 puede ser mayor que para quienes comen carne. Solo puede obtener B12 de forma natural a partir de carne, pescado, mariscos y productos lácteos. Sin embargo, también puede consumir productos vegetales y sustitutos de la carne fortificados con B12.

Cuando tus niveles de B12 son demasiado bajos, te sentirás débil y cansada todo el tiempo. Un artículo publicado por la Clínica Mayo explica que la ingesta recomendada de B12 para adultos es de 2,4 microgramos. Si tus hormonas están desequilibradas y tus niveles de B12 son bajos, tu proveedor de atención médica o un dietista registrado pueden recomendarte suplementos.

Reflexiones finales sobre los nutrientes que ayudan en el equilibrio hormonal

Cuando tus hormonas están fuera de control, puedes sentir que todo tu cuerpo se está volviendo loco. Cada sistema de tu cuerpo depende de un suministro constante de nutrientes para ayudar a prevenir un desequilibrio hormonal. Afortunadamente, estas vitaminas esenciales y otras pueden ayudarte a llevar tus niveles donde deben estar para que puedas sentirse mejor y tener una mejor salud.

www.lavidalucida.com

 
LAO-Lisette Alvarez Ondina

Informática, diseñadora, programadora web, estudio en la UCI, también fotógrafa de bebes, niños y embarazadas en LAOStudio, Facebook: http://www.facebook.com/LAOStudioFotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *