4 lesiones que debes conocer para evitarlas

Hoy hablaremos de un tema que a todas nos da miedo en mayor o menor grado y que a veces parece que corremos para huir de ellas: las lesiones.

Seguramente alguna vez te has preguntado el cómo es que surge una lesión y hoy quedará aclarada esa duda.

Todas sabemos que los músculos se desarrollan por medio del ejercicio; los tejidos de los músculos sufren pequeñas rupturas, que, el músculo se fortalece al repararse a sí mismo. Las lesiones ocurren cuando existe una carga excesiva de estrés en el músculo tanto que no puede reparase por sí solo. Ese sobre estrés es manifestado por dolor, por eso es importante detener la actividad física e ir a revisión médica.

Aquí te dejamos las lesiones más comunes entre la comunidad del running, checa los síntomas y comparte para que todas las corredoras estemos informadas.

  • Síndrome del dolor patelofemoral: También es conocida como “lesión de rodilla de corredor”. Esta surge cuando el movimiento de la rótula sobre la parte baja del fémur causa dolor al frente de la rodilla. Se siente dolor al frente, detrás o alrededor de la rodilla y éste se hará presenta al caminar, subir o bajar escaleras y estar mucho tiempo sentada. Se evita teniendo los músculos cuádriceps fortalecidos, tener un peso controlado para no causar más estrés a la rodilla, mejorando técnica de carrera.
  • Periostitis: Es el síndrome de estrés de la tibia medial. Causa un dolor al frente de la pierna baja, en el lado interno de la espinilla, se intensifica haciendo ejercicio, también causa hinchazón en la zona de dolor. Es causada por un calentamiento mal hecho, por aumento en la intensidad del entrenamiento, por una superficie endurecida. La puedes evitar aumentando un 10% cada semana en kilometraje, usando medias de comprensión, calzado adecuado, corriendo en superficies diferentes a la de asfalto, masajes de descarga.
  • Fascitis plantar: La fascia plantar se inflama, gracias a la acción repetitiva que implica correr, causando estrés en la parte baja del pie ya que “dobla” las articulaciones de los dedos y añadiendo presión en talón. Causa dolor en la parte interna del talón, es intenso al despertar o después de entrenar. Se puede prevenir usando calzado adecuado al tipo de pisada, ya no usando tenis desgastados o viejos, aplicar hielo en la zona, mejorando técnica de carrera.
  • Fisuras por estrés: Éstas son ocasionadas en la superficie del hueso debido a estrés excesivo, sólo aparecen en los huesos que soportan el mayor peso, como las vértebras, la tibia, el fémur la pelvis y los huesos de los pies. Causa hinchazón en la zona, dolor y la zona afectada tendrá una sensación de calor al tocarse, además de dolor al caminar. Se previene haciendo ejercicios de fuerza para fortalecimiento de músculos, mejorando técnica de carrera y aumentando en un 10% nuestro kilometraje semanal.

Hoy quiero que sepas que, sin importar la condición física de las corredoras, las lesiones pueden ocurrir. Claro, no podemos ir por la vida corriendo con miedo a lesionarnos, al contrario, debemos tomar las medidas de seguridad adecuadas para poder prevenir al máximo las lesiones.

Para ello es importante tener el conocimiento de cómo funciona nuestro cuerpo, saber nuestro tipo de pisada, tener una correcta técnica de carrera, tomarnos tiempo para calentar antes del entrenamiento y estirar después. Recuerda que mujer prevenida vale por dos, felices kilómetros.

Por Gloria Daniela Martínez

www.soycorredora.com/

LAO-Lisette Alvarez Ondina

Informática, diseñadora, programadora web, estudio en la UCI, también fotógrafa de bebes, niños y embarazadas en LAOStudio, Facebook: http://www.facebook.com/LAOStudioFotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *