5 poderosas razones por las que las corredoras deberían hacer yoga varios días a la semana

¿Recuerdas esa frase que dice «no todo es correr»? Tiene sus fundamentos, las corredoras deberíamos hacer yoga varias veces a la semana para correr más rápido.

Complementar los entrenamientos de correr con yoga te ayudará a ser más rápida, mejorar tu rango de movimiento, evitar lesiones y por supuesto, a acelerar tu recuperación después de una carrera intensa o de larga distancia. Pero aquí te dejamos más beneficios:

  1. Mejor control de tu respiración. Cuando haces yoga te enfocas mucho en la técnica de respiración profunda, la cual te enseña a inhalar y exhalar desde el diafragma, en lugar de que lo hagas desde el pecho, haciendo que jales más oxígeno. Esta forma de respirar te beneficia como corredora porque tu sangre obtiene más oxígeno y alimenta tus músculos mientras corres, además de que mejora el funcionamiento de los músculos estabilizadores como tu abdomen y cadera, con lo cual amplías más tu zancada.
  2. Más flexibilidad muscular. La tensión que puede generar correr puede causar que tus músculos se acorten y por lo tanto, no puedas correr más rápido, hacer yoga te hará más flexible. Además de que tener músculos tensos es uno de los principales factores para padecer lesiones.
  3. Mejora tu concentración. Esto es básico para las corredoras porque hacer yoga te enseña a poner atención al presente, algo que es super importante para concentrarte en tu carrera y cumplir con tus metas. Aprendes a dejar pasar los pensamientos negativos durante una competencia o entrenamiento difícil y creas conciencia, lo cual activa tu sistema nervioso parasimpático, disminuye la presión sanguínea, relaja la tensión muscular y calma tus respiraciones para que corras más rápido con menor esfuerzo y así retrases la fatiga.
  4. Eres más fuerte. Aunque no lo parezca, al hacer yoga hacer fuerza funcional y trabajas el control de tu cuerpo. Las corredoras tendemos a tener algunos músculos más débiles y con la práctica eso se va a acabar porque al fortalecer evitarás lesiones en banda iliotibial, dolor de rodillas y fascitis plantar.
  5. Conciencia sobre tu cuerpo. Este es una gran aprendizaje al hacer yoga, porque al trabajar con tu cuerpo de una forma más consciente, eres más abierta a escucharlo cuando algo anda mal. Hacer yoga te va a permitir entender los mensajes que tus músculos, articulaciones y tendones te mandan, ya sea que estén en perfectas condiciones para los retos que tengas o que de plano te diga que es momento de parar.

www.soycorredora.com

LAO-Lisette Alvarez Ondina

Informática, diseñadora, programadora web, estudio en la UCI, también fotógrafa de bebes, niños y embarazadas en LAOStudio, Facebook: http://www.facebook.com/LAOStudioFotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *