7 razones poderosas para intentar el trail running

Quizá sea el momento de intentar algo diferente, de prestar más atención a la hora de correr mientras disfrutas de la naturaleza. Es hora de que hagas trail running. Aquí te dejamos 7 razones para empezar hoy.

  1. Una nueva experiencia a tu mundo de corredora. Quizá necesitas agregar una nueva motivación a tu vida porque intentar el trail running significa vivir otras experiencias más emocionantes que el pavimento no te da. El aire fresco, la variedad de terreno y diversos paisajes que te harán sentir libre y aventurera. Para la medallista olímpica, Deena Kastor, «en el trail hay un tremendo rejuvenecimiento del espíritu que va rodeado de árboles y animales».
  2. Más fuerza muscular. Correr en montaña, pasto y terracería reduce el riesgo de fracturas por estrés porque desarrollas fuerza de forma diferente que cuando corres en asfalto. La superficie es más noble para tus músculos, ligamentos y tendones que pueden encontrar incluso un descanso al trabajar en este tipo de terreno. Incluso hay investigaciones que sugieren que sí se puede entrenar en trail cuando se padece de problemas en el Tendón de Aquiles, periostitis, síndrome de la banda iliotibial, entre otros.
  3. Apreciar y cuidar la naturaleza. No necesitas ir muy lejos, en las afueras de la ciudad siempre van a haber espacios que simulen una salida a una montaña o bosque. Es el mejor pretexto para hacer tus propias rutas en medio de parques con bosques o lagos y además, protegerlos e incluso hacer limpieza en las zonas.
  4. Más distancia, menos velocidad. Una de las grandes virtudes del trail es que a diferencia de los entrenamientos en calle o en pista, la velocidad no es la protagonista. Una corredora que ama el trail se va a preocupar más por desarrollar la resistencia a través de la distancia y el desarrollo muscular, lo cual hará que corra más rápido. Si entrenas para 21 o 42K, es altamente recomendable hacer trail running.
  5. Ganas más fuerza mental. Las corredoras que deciden practicar trail running establecen un contacto espiritual con la naturaleza. De hecho, es una excelente opción para que las corredoras se acostumbren a las adversidades y las enfrenten con coraje ganando confianza en sí mismas y estableciendo estrategias efectivas. Además, un entrenamiento trail te obliga a mantener la concentración a diferencia de una carrera de ruta, donde puedes distraerte mentalmente y no pasa nada.
  6. Tu estado emocional mejora. Una carrera trail no solo genera las endorfinas por hacer ejercicio, estudios recientes han demostrado que al hacer contacto con la naturaleza, el cerebro disminuye los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y por lo tanto, te sientes más tranquila en tu entorno. De hecho, algunos psicólogos lo recomiendan como terapia para las personas que padecen depresión con el objetivo de que sea un distractor en sus vidas.

www.soycorredora.com

LAO-Lisette Alvarez Ondina

Informática, diseñadora, programadora web, estudio en la UCI, también fotógrafa de bebes, niños y embarazadas en LAOStudio, Facebook: http://www.facebook.com/LAOStudioFotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *