Diátesis II en Oligoterapia

3111100

La diátesis II define las personas cuya tendencia es hiporreactiva, quejándose sobretodo de un cansancio progresivo que es mucho mayor por la noche.

También llamada diátesis hiposténica, artroinfecciosa, o artrotuberculosa, actualmente se prefiere el término de Síndrome hiporreactivo, que hace referencia a la lenta e insuficiente reacción de los sistemas de regulación en este tipo de terreno.

Esta diátesis 2 suele aparecer en niños, adolescentes y adultos débiles y frágiles. Como pasa con otras diátesis podemos encontrar formas mixtas, en este caso habitualmente con el Síndrome hiperreactivo o el distónico.

Cansancio por la noche de la diátesis II

Las personas cuya tendencia es hiporreactiva se quejan sobretodo de un cansancio progresivo que es mucho mayor por la noche. Toleran mal el esfuerzo, agotándose y necesitando una noche larga de sueño y pausas a lo largo del día para poder recuperarse.

Comportamiento de la diátesis II

Suelen ser personas ordenadas, metódicas, equilibradas, distraídas, y pesimistas. Poco habladores y sólo de lo que les interesa, dan la impresión de que nunca se apasionan por nada.
Pese al agotamiento que van experimentando a lo largo del día, suelen tener cierta fuerza interior que les permite funcionar.

Tendencias a enfermar de la diátesis II

  • En general, este terreno es especialmente sensible a las infecciones que suelen ser de carácter crónico o recidivante.
  • Su principal punto débil son las vías respiratorias (laringitis, resfriados, bronquitis, tuberculosis, etc.)
  • Enfermedades cuyo factor común es una insuficiencia o falta de funcionamiento (hipotiroidismo, diabetes, obesidad)
  • Trastornos reumáticos (artrosis, artritis)
  • Colitis.
  • Infecciones de orina (sobretodo si son de repetición)
  • Retrasos en el desarrollo físico del niño (tardan en andar, etc.)

Tratamiento de la diátesis II

En pacientes hiporreactivos solemos encontrar enfermedades crónicas y con tendencia a recidivar. Probablemente esta sea la causa de que sean necesarios tratamientos sucesivos y prolongados, incluso ante una curación aparente, por lo que no debemos precipitarnos a la hora de cesar el tratamiento.

Para este síndrome se usa el complejo sinérgico Manganeso-Cobre. Que deberá tomarse al menos 3 meses para después valorar y actuar según la evolución.

Según las particularidades de cada persona (síndromes mixtos, síntomas concretos, etc.) añadiremos los oligoelementos complementarios que sean necesarios.

www.enbuenasmanos.com

LAO-Lisette Alvarez Ondina

Informática, diseñadora, programadora web, estudio en la UCI, también fotógrafa de bebes, niños y embarazadas en LAOStudio, Facebook: http://www.facebook.com/LAOStudioFotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *