Vestibulitis vulvar y vulvodinia causas y remedios naturales

Las relaciones íntimas son muy naturales y libertadoras. Una expresión tan sana de amor, sensualidad y deseo. Si eres una de los millones de mujeres que viven con dolor durante las relaciones íntimas, sabes que es doloroso, es aterrador, y es una faena. No te rindas todavía. Hay esperanza para curar el dolor durante las relaciones íntimas a causa de lavestibulitis vulvar y la vulvodinia, que son una condición de dolor crónico real pero tratable.

¿Qué es Vulvodinia?

Vulvodinia es un término médico utilizado para describir el dolor vaginal crónico sin causa médica discernible. Es una de las condiciones más irritantes que se diagnostican porque te dice nada más que lo obvio: Las relaciones íntimas duelen.

¿Qué es la Vestibulitis Vulvar ?

La vestibulitis vulvar es un tipo de vulvodinia donde el dolor durante las relaciones se concentra en la entrada de la vagina. Los síntomas de la vestibulitis vulvar incluyen enrojecimiento e hinchazón en la entrada vaginal, engrosamiento de la piel vulvar, picazón y dolor durante la inserción del tampón, relaciones, ciclismo y, en casos graves, incluso sentarse.

Causas del dolor durante las relaciones

El dolor durante las relaciones íntimas es parte física y parte psicológica. Cuando el dolor vaginal comienza, puede parecer una mala noche. Tú y tu pareja tratan de tener relaciones de la manera que suelen hacerlo (o tal vez intentar algo nuevo) y te duele. Es incómodo. Te paras y te vas a dormir, sintiéndote insatisfecha y confundida.

El dolor que sientes es muy real. La vulvodinia y la vestibulitis vulvar suelen ser causadas por un crecimiento excesivo de levaduras y bacterias en la vagina. La infección crónica por levaduras y la vaginosis bacteriana crónica es causada por bacterias intestinales bajas.

Una dieta deficiente, el uso excesivo de analgésicos, píldoras anticonceptivas, antibióticos, estrés y trauma contribuyen a un desequilibrio de la flora intestinal saludable.

Sin este equilibrio de flora intestinal, la enfermedad y el dolor crónico son el resultado. A veces se desarrolla dentro de una enfermedad autoinmune como el síndrome de fatiga crónica o la enfermedad de Crohn.

Cuando las relaciones son dolorosas una o varias veces, esto ya no es una experiencia espontánea y placentera. Es algo que hay que temer. No quieres tener miedo. Amas a la persona con la que estás y quieres disfrutar de todas las ventajas que tu relación tiene para ofrecer, pero tu cerebro ha sido conectado de repente al miedo a enfrentarte a esta situación, y no es para menos.

Aún y si el dolor causado por su vulvodinia no es tan malo en una noche en particular, todavía dudarás y sentirás ansiedad cuando el asunto de las relaciones son traídas a colación. Esta ansiedad se cuelga como una nube sobre tu relación y te disuelve lentamente de adentro hacia afuera.

Vestibulitis vulvar y vulvodinia causas y remedios naturales

Cuando experimentas dolor en las relaciones íntimas, quieres una cura y la quieres ahora. Es comprensible. Y es a través de ensayo y error que quizás puedas encontrar cómo tratar la vestibulitis vulvar naturalmente. Existen casos, en que la vestibulitis vulvar ocurre como resultado de intolerancias, por ejemplo, al gluten y no has sido diagnosticada, por disfunciones autoinmunes, bacterias intestinales bajas y estrés. Empieza a hacer esto para tratarla.

Aceite de coco

El aceite de coco es muy rico en ácido caprílico, que tiene poderosas propiedades antifúngicas y antibacterianas. Toma una a dos cucharadas de aceite de coco orgánico extra virgen cada día. (Debe oler como el coco).

Aceite de orégano

Aceite de orégano es un aceite esencial comestible de grado medicinal que se cultiva a partir de una especie silvestre de orégano, especialmente en el Mediterráneo. Hay una multitud de condiciones que el aceite de orégano trata, pero el uso más famoso es su capacidad de matar las infecciones en el cuerpo.

La mayoría de los organismos no pueden sobrevivir cuando se exponen a los potentes fenoles (carvacrol y timol) que son el ingrediente activo en este aceite de orégano. El aceite de orégano es un antibiótico natural extremadamente potente. Beber aceite de orégano es ideal para su salud, pero también puede quemar los labios y el estómago. Cuando lo bebas, siempre usa un popote y no la bebas con el estómago vacío. Si el aceite puro es demasiado para ti, también puedes tomarlo en forma de cápsula o con otro aceite base como el de coco.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana orgánico es un gran tratamiento para la vestibulitis porque está cargado con buenas bacterias que ayudan a eliminar las infecciones vaginales. Bebe de una a dos cucharaditas cada día con el estómago vacío para obtener mejores resultados. También puedes utilizar VSM crudo como un tratamiento natural para la vaginosis bacteriana. Dúchate con una mezcla de VSM en un baño de agua caliente con una taza de vinagre de manzana y agua caliente durante veinte minutos.

Saw Palmetto – Palma Enana Americana (Serenoa Repens)

Saw Palmetto también llamado Palma Enana Americana (Serenoa Repens) es un suplemento herbario más comúnmente asociado con el tratamiento de la enfermedad de la próstata en los hombres, pero investigaciones ha demostrado que también puede ayudar a tratar a las mujeres con síndrome de dolor pélvico crónico. El Saw palmetto funciona mediante el alivio de la inflamación externa.

Magnesio quelado

La deficiencia de magnesio es la deficiencia mineral más común en el mundo. Según investigaciones clínicas, el magnesio quelado puede ayudar a tratar cualquier condición de dolor crónico de forma natural. Ayuda a tratar el dolor, la ansiedad, el estreñimiento y el insomnio.

Probióticos

Los pobióticos son esenciales para una buena salud y son una necesidad si vas a curar tu vulvodinia. Sólo asegúrate de elegir el probiótico adecuado. Últimamente, los probióticos se han vuelto populares, sólo revisa muy bien porque cuanto más comercializado el suplemento, tiene menos calidad. Para obtener mejores resultados, ve a una tienda de alimentos saludables y comprar un probiótico de buena calidad sin conservantes sintéticos.

Agua oxigenada

Aquí es donde se pone interesante. El uso de peróxido para vestibulitis vulvar y dolencias similares es bastante controversial, pero antes de hacerlo por supuesto debes tomar las debidas precauciones hacer pruebas en otra parte de tu cuerpo para ver que no haya ningún efecto secundario desagradable. De hecho, en algunos casos funciona realmente excelente. Cada mes, después de tu ciclo, vierte ¼ taza de agua oxigenada en cuatro onzas de agua tibia y utilizarlo como una ducha. El agua oxigenada mata las bacterias en tu vagina, y ayuda a curar la fuente de tu dolor crónico.

Aceite de neem

El aceite de neem es un tópico antimicótico 100% natural que se puede utilizar en y alrededor de tus delicados tejidos vaginales para aliviar el dolor y la incomodidad. No sólo humedece el tejido seco e irritado, sino que ayuda a tratar la causa de la vulvodinia al matar las bacterias. Se puede usar solo para tratar el dolor o como lubricante sexual funcional.

Dilatadores vaginales

Los dilatadores vaginales están diseñados para mujeres con vulvodinia y vaginismo para ayudar a estirar y tonificar los músculos vaginales. El uso de dilatadores vaginales también ayuda a desensibilizar esa sensación de ansiedad en las relaciones íntimas.

Comienza con el dilatador más pequeño hasta ajustar a una medida que aumente tu nivel de comodidad. Nunca uses productos de látex ya que pueden causar reacción alérgica y empeorar el dolor y la incomodidad.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel, también llamados ejercicios del piso pélvico, son ideales para los que sufren de vestibulitis vulvar. El propósito para de estos ejercicios no es sólo apretar los músculos sueltos, pero en realidad los tonifica también, lo que hace que haya mayor comodidad durante las relaciones.

Las relaciones dolorosas (dispareunia) son mucho más común de lo que piensas. Se estima que 1 de cada 4 mujeres experimentan dolor pélvico en algún momento de sus vidas. Definitivamente no estás sola. Prueba estos tratamientos naturales para la vulvodinia y vestibulitis vulvar ve si trabajan para ti.

Una nota final: Presta mucha atención a tu dieta. Si comes una gran cantidad de alimentos procesados llenos de conservantes, aditivos y azúcar, tu condición de dolor crónico empeorará. Come muchos alimentos enteros y nutritivos para que tu cuerpo tenga la oportunidad de hacer lo que mejor sabe hacer: curarse a sí mismo.

www.lavidalucida.com

Sobre LAO-Lisette Alvarez Ondina 3385 Artículos
Soy Informática, me dedico a programar y diseñar páginas web en PHP, también soy fotógrafa de todas ocasiones, tengo un estudio de fotos de bebes, niños y embarazadas llamado LAOStudio Instagram: @photographybylisette, practico running...soy maratonista de corazón...tengo un estilo de vida naturista, me fascina la medicina especialmente la natural, me gusta leer, estudiar, el deporte, el arte y el diseño...no pertenezco a las religiones, pero estoy transformando mi vida a vegana por salud y respeto a los derechos de los animales. soy modelo como hobbie, puedes buscarme en instagram @lisettealvarez6lao

1 Comment

  1. Realmente te he visto por INTERNET.Eres una muchacha muy bella y se ve que estás saludable. Es sinónimo de que todos los consejos nutricionales que das, que por cierto son muy buenos, los aplicas en tu vida diaria. Me has impresionado realmente y no soy fácil de impresionar.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*