100 maneras de perder peso que de verdad funcionan

100 maneras de perder peso que de verdad funcionan  Entrenamiento - Google Chrome

¿Estás buscando perder peso de manera efectiva y confiable? Consíguelo con estas 100 maneras distintas y sencillas que te llevarán al éxito, haciendo que te veas fabulosamente bien.

Seguramente, alguna vez te has sentido decepcionado porque encontraste rutinas de ejercicios y dietas que al final terminaron siendo contraproducentes para ti. Sin embargo no tienes que frustrarte por eso. Adelgazar depende de una gran cantidad de factores tales como dieta, nutrición y, en definitiva, del estilo de vida que adoptemos. Por ello, te presentamos 100 maneras de perder peso basadas en la investigación y en la experiencia científica que te permitirán perder peso de manera rápida y eficiente

En primer lugar, sabrás que mecanismo es el que controla la pérdida de peso y posteriormente se enumerarán todos los consejos, los cuáles estarán divididos en distintas secciones para que puedas localizar mejor en que apartado es posible que estés fallando.

¿Cómo funciona la pérdida de peso?

Antes de ir a los consejos, es fundamental que entiendas los fundamentos de cómo funciona la pérdida de peso.

Tal vez hayas oído que para bajar de peso necesitas cortar con los carbohidratos o hacer ejercicio todos los días, pero la verdad es que la pérdida de peso se reduce solamente a las calorías (es decir, cuánto comes y cuánta cantidad de calorías quemas). A esto se lo conoce como ecuación de balance de calorías.

Entonces, teniendo en cuenta que medio kilo de grasa contiene 3500 calorías, debes comer 3500 calorías menos de las que quemas para perder medio kilo de grasa. Veamos un ejemplo de ello: si yo peso 90 kg, quemo 2500 calorías cada día y como 2000 calorías por día, estaré creando un déficit de 500 calorías diarias (2500 calorías quemadas – 2000 calorías consumidas).

Después de 7 días, tendré un déficit de 3500 calorías, por lo que estaré quemando medio kilo de grasa por semana.

En este momento estarás pensando que debes comer tan pocas calorías como sea posible y quemar la mayor cantidad que se pueda ¿verdad? Bueno, debemos que decirte que esto no es así.

Si comes muy pocas calorías, puedes perder masa muscular y tu metabolismo puede disminuir. Esto hará que también tengas menos energía para hacer ejercicio.

Además, la calidad de las calorías que consumes y tus opciones de estilo de vida hacen que termine afectando a la ecuación de balance de calorías, haciéndote sentir de a momentos más o menos hambre y aumentará o disminuirá el número de calorías que quemes.

Si quieres perder peso y adelgazar rápido, debes crear un déficit de calorías bastante grande, sostenible y que solamente te permita perder la grasa (no el músculo), manteniendo tu metabolismo en buen estado y a altos niveles de energía para que puedas quemar grasa rápido.

A continuación, te daremos los 100 consejos que necesitas para bajar efectivamente de peso, los cuales están subdivididos en distintas secciones:

  1. Top 10 de los consejos para bajar de peso.
  2. Consejos sobre ejercicio físico.
  3. Consejos sobre nutrición.
  4. Consejos sobre estilo de vida saludable.
  5. Consejos sobre mantenerte motivado.

Top 10 de consejos para bajar de peso rápido

1. Duerme 7-9 horas de sueño de calidad por noche

El sueño puede ser el hábito más importante de todos para ayudar a perder peso rápidamente. Cuanto mejor sea la calidad del sueño que tengas, más fácil será controlar el hambre y tendrás más energía para hacer ejercicio.

La falta de sueño puede causar hambre, aumento de pérdida de masa muscular y aumento de peso.

2. Registra la ingesta de alimentos en una revista o una aplicación durante 3 días

Cuando investigues tus hábitos de alimentación con una aplicación de seguimiento de calorías, será una experiencia reveladora para ti, ya que puede aumentar el conocimiento de tu cuerpo y te ayudará a cambiar de hábitos. Con esto aprenderás a ver la cantidad de calorías que comes cada día y también las calorías en los alimentos que consumes normalmente.

La comprensión de tus hábitos actuales hará que tus cambios sean un poco más manejables y así puedan ayudarte a mantener el peso perdido a largo plazo.

3. Calcula tu objetivo de ingesta diaria de calorías

Una vez que tengas una idea de tus hábitos alimenticios, se puede calcular el consumo de calorías de destino para asegurarse de crear un déficit de calorías. Recuerda que si no comes menos calorías de las que quemas, no terminarás perdiendo peso.

Te recomendamos multiplicar tu peso corporal por 10. Si eres un hombre con más de 25% de grasa corporal o una mujer con más de un 30%, resta 200 calorías de la cantidad de calorías de destino.

4. Reemplaza los alimentos procesados por alimentos integrales

La obesidad tiene muchas causas, pero la causa principal es sin dudas el aumento de los alimentos procesados. Los alimentos que se procesan, como por ejemplo, los cereales, los pasteles y las papas fritas, entre otros, nos proporcionan calorías vacías sin llenarnos. Lo que es peor, es que tus niveles de hambre pueden aumentar poco después de comer estos alimentos, provocando un círculo vicioso de aumento de peso.

El consumo de alimentos en su estado natural o lo más cercano a ello posible, como por ejemplo: manzanas, pescado, lechuga, huevos, etc. ayudarán a llenarte y a estabilizar tus niveles de energía, por lo que mantendrás tu déficit de calorías.

5. Come proteínas en cada comida

Mientras que los nutricionistas pueden discutir sobre si son mejores las dietas bajas en carbohidratos, una cosa es cierta: una dieta alta en proteínas ayuda a perder peso más rápido. Los alimentos y comidas que son altas en proteínas, te llenan sin aportar demasiadas calorías.

Mientras que 1 gr de grasa tiene 9 calorías, 1 gr de proteínas y carbohidratos tiene sólo 4. Esto quiere decir que las proteínas (las proteínas magras en especial) ayudarán más a satisfacer tu hambre.

6. Bebe 8 a 12 vasos de agua al día

Beber mucha agua está asociado con una mejor pérdida de peso. Mantenerse hidratado puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad, especialmente si bebes un vaso de agua antes de cada comida.

7. Sigue un plan de nutrición

Ahora que sabes tu objetivo de ingesta de calorías y has aprendido sobre tus hábitos alimenticios actuales, es el momento de crear o encontrar un plan de nutrición a seguir.

La meta ya la conoces: comer alimentos que llenen, sin aportar demasiadas calorías para que aciertes cada día en tu objetivo de ingesta de las mismas.

8. Sigue un plan de entrenamiento

Si tienes un gran plan de entrenamiento a seguir, entonces la probabilidad de pérdida de peso aumenta sustancialmente. Puedes usar tu propio plan de entrenamiento usando los consejos de este artículo o seguir un plan de algún entrenador personal con experiencia.

9. Haz entrenamientos de cuerpo completo 3 veces por semana

Entrena tu cuerpo en cada sesión de entrenamiento. Esto te ayudará a aumentar tu metabolismo, a quemar calorías, y al mismo tiempo, evitar la pérdida de músculo. Céntrate en aquellos ejercicios que desafían los grandes grupos musculares, por ejemplo: sentadillas, zancadas, flexiones y dominadas para ayudar a maximizar la quema de calorías.

10. Sé paciente

Seguramente, puedes haber llegado a este artículo porque te mueres por perder la grasa de tu vientre rápidamente, pero la verdad es que bajar de peso no sucede de la noche a la mañana. Puedes perder 4,5 kg en un día simplemente por la deshidratación, pero esto será casi en su totalidad agua. De esta forma puedes perder el 1,5% de tu peso corporal en grasa por semana, pero lo más probable es que también pierdas músculo y agua.

Sólo por querer perder peso más rápido, no significa que debas hacerlo. Ten paciencia, sigue tu plan y lograrás reducir el exceso de peso.

Los mejores consejos para perder peso haciendo ejercicio

11. Planifica tus entrenamientos

Anota en tu calendario qué días vas a ejercitarte y trata esos días como inquebrantables compromisos. Si utilizas la aplicación de calendario en el teléfono, configura una alarma para recordar las horas para ir al gimnasio. Por ejemplo, puedes planear ir al gimnasio todos los lunes, miércoles y sábados.

12. Realiza circuitos de fuerza

Los circuitos de fuerza son 2 o más ejercicios de fuerza realizados consecutivamente con 30 segundos (o menos) de descanso entre cada ejercicio. Si nos centramos en ejercicios de resistencia (idealmente ejercicios multi-articulares como las sentadillas) ayudaremos a prevenir la pérdida de masa muscular, ya que los mismos utilizan ejercicios de cuerpo completo y desafían a tu ritmo cardíaco, siendo así una manera eficiente y en tiempo eficaz para construir fuerza, perder grasa y adelgazar.

13. Evita sentarte durante tu entrenamiento

Existe una buena probabilidad de que ya estés pasando mucho tiempo de tu día sentado, como en el trabajo, mientras ves televisión o cuando conduces tu coche.

Saca el máximo partido de tu entrenamiento mediante el uso activo de tu recuperación en lugar de sentarte en un banco entre cada serie. Párate, pasea, toma un sorbo de agua o realiza estiramientos dinámicos. Esto puede ayudar a mejorar tu postura y a aumentar tu consumo de calorías durante el entrenamiento.

14. Aprende a trabajar con pesas rusas

Trabajar con pesas rusas o kettlebells es un ejercicio muy eficaz que construye poder, fuerza de base, estabilidad y una fuerza de agarre impresionante. Además, induce un potente efecto metabólico, por lo que es un gran ejercicio para bajar de peso (especialmente grasa). Aprende cómo hacer este ejercicio con la forma perfecta para obtener el máximo provecho de cada repetición.

El entrenamiento con pesas rusas puede quemar 20,2 calorías por minuto, mientras que correr quema la mitad de las calorías.

15. Haz 50 swings con kettlebell para terminar tu sesión de ejercicio

Para terminar el entrenamiento con un rematador metabólico, haz 50 swings de pesas rusas para impulsar tu metabolismo, aumentar tu acondicionamiento aeróbico y quemar algunas calorías extra. Por ejemplo: puedes hacer 10 swings cada minuto durante 5 minutos. Solamente este ejercicio puede ser un entrenamiento sólido, por lo que ni siquiera tienes que salir de tu casa si te compras unas pesas rusas.

16. Invierte en un entrenador personal

Un entrenador personal te puede enseñar la forma de ejercicio adecuado y la técnica, rendir cuentas a tus objetivos, y también te enseñará cómo progresar con seguridad tus entrenamientos.

Trabajar con un entrenador también puede aumentar el éxito de tu entrenamiento, ayudándote a perder grasa y a aumentar tu masa muscular con más eficacia que trabajando solo. Éste debe ser capaz de llevarte a través de una evaluación de aptitud para identificar tus debilidades y desequilibrios musculares, pudiéndote ayudar de esta manera a establecer objetivos de entrenamiento adecuados y realistas.

17. Empieza tu entrenamiento a primera hora de la mañana

Ten tu entrenamiento realizado a primera hora de la mañana y no tendrás que preocuparte por hacerlo más tarde en el día. Pon tu despertador para despertar 30-60 minutos antes, por lo que puedes hacer una sesión de ejercicios en casa o ir al gimnasio antes de ir a la oficina. Esta es también una gran manera de despertar, aumentar tu energía y mejorar el rendimiento de tu trabajo para el resto del día.

18. Camina más de 7500 pasos todos los días

Usa un podómetro o un fitness tracker para contar tus pasos diarios, los cuales te ayudarán a bajar de peso gradualmente. Si tienes un iPhone, hay una aplicación que automáticamente cuenta tus pasos. En caso contrario, puedes descargar una aplicación de podómetro en tu smartphone o comprar uno de los muchos fitness tracker del mercado.

Mientras más actividad tengas, más peso perderás. Considera la posibilidad de caminar en la mañana, durante el almuerzo o después de cenar, pero siempre tratando de exceder los 7500 pasos por día.

19. Acude al trabajo haciendo ejercicio

Si puedes, camina, anda en bicicleta o ve corriendo a trabajar en lugar de coger un coche. Esta es una gran manera de aumentar tu gasto energético diario, pasar algún tiempo al aire libre y despertar antes de trabajar.

Se ha hallado que los desplazamientos diarios en coche contribuyen a un aumento de peso promedio de alrededor de 2 kg en 4 años. Así que, si tienes la opción, acude al trabajo de forma activa.

20. Usa las escaleras cada vez que tengas la opción

Usar las escaleras todos los días puede aumentar tu acondicionamiento cardiovascular y disminuir el tamaño de tu cintura, peso, porcentaje de grasa corporal, los niveles de colesterol y la presión arterial. Si tienes la opción, rétate a ti mismo para tomar las escaleras en lugar de una escalera mecánica o el ascensor. Esto elevará tu frecuencia cardíaca y te hará trabajar más los músculos.

Los mejores consejos para perder peso divirtiéndote

21. Encuentra un pasatiempo activo

Un estilo de vida sedentario está asociado con el aumento de peso en el tiempo, mientras que los pasatiempos activos pueden ayudar a quemar más calorías y mantener la pérdida de peso. Encuentra un pasatiempo activo que te guste. Un ejemplo sería aprender surf, jugar al fútbol o baloncesto, escalada, senderismo, caza, skate o pesca.

22. Usa un rodillo de espuma o estira cada día

La flexibilidad es una parte importante de la aptitud y prevención de lesiones que, a su vez, puede mejorar simultáneamente la recuperación muscular después del entrenamiento y fortalecer la conexión mente-cuerpo.

El rodillo de espuma y el estiramiento también pueden ayudarte a quemar más calorías de forma incremental que sentarse en el sofá. Mantén un rodillo de espuma en tu sala de estar para que puedas estirar los músculos mientras miras la televisión. De esta manera, obtendrás lo mejor de ambos mundos.

23. Haz yoga una vez por semana

Si incluyes el yoga al menos una vez por semana, ya sea tomando una clase, con un DVD e incluso a través de un audio, puedes disminuir el estrés y aumentar la pérdida de peso.

El yoga se asocia con un aumento de la atención, pudiéndote ayudar con una mejor decisión con respecto a las comidas, los ejercicios y el sueño. Todo lo que necesitas es un flujo de yoga de 10-20 minutos para cosechar los beneficios de esta forma de ejercicio.

24. Prueba con una clase de Fitness en grupo

¿Eres competitivo? ¿Trabajas más difícil cuando estás con otras personas alrededor? Las clases grupales de Fitness son una gran manera de lograr estar motivado, desafiarte a si mismo y conocer gente activa.

Puedes también hacer boxeo o muay thai, TRX, Jiu Jitsu brasileño, bailar salsa, hacer parkour, escalada en roca y bootcamps fitness. En las ciudades más grandes, puedes incluso tomar clases de circo o entrenar como un American Ninja Warrior. Encuentra una clase que te guste y asiste todas las semanas.

25. Prueba una actividad al aire libre

Hay un montón de beneficios derivados de practicar actividades al aire libre, por ejemplo: reduce tu estrés, mejora tu estado de ánimo, aumenta tu autoestima y te da una mayor adherencia al ejercicio.

Si vives en lugares cerca del agua puedes practicar kayak, surf y remo. En las zonas montañosas puedes practicar escalada en roca o senderismo; y en las ciudades, puedes unirte a una liga de deportes recreativos.

26. Toma por lo menos 1 día de descanso por semana

Es durante el descanso el momento en que tú consigues más fuerza para tus entrenamientos. Además, es esencial para mejorar el rendimiento y la pérdida de grasa.

Puedes encontrar que un día de descanso sea suficiente para ti, o que 3 días sean necesarios para recuperarte de manera óptima y tener un alto rendimiento en tus entrenamientos.

Cuando hablamos de día de descanso no nos referimos a sentarse delante del televisor todo el día. En su lugar, debes pensar en el descanso como una recuperación activa y asegúrate de moverte de alguna manera, como caminar, nadar, estirar o balancearte sobre el rodillo de espuma.

27. Haz ejercicios durante los anuncios

Cuando veas la televisión, los cortes comerciales deben ser un desafío para hacer ejercicio. Estos entrenamientos cortos de 90 segundos, en realidad, pueden hacer algo bueno para tus objetivos de entrenamiento.

Debes ver cuántas flexiones, saltos, sentadillas o saltos de cuerda se pueden hacer, o cuanto tiempo puedes aguantar haciendo un tablón frontal. Otra idea es apuntar a un cierto número de repeticiones por ejercicio, como por ejemplo: 20 sentadillas.

28. Quema más calorías en el trabajo o en las tareas del hogar

Se trata de aumentar tu NEAT (Actividad Termogénica no Asociada al Ejercicio Físico), que es una forma elegante de describir cualquier actividad aparte de dormir, comer y hacer ejercicio.

Ejemplos de esto son cortar el césped, sacar las malas hierbas, plantar en tu jardín, fregar o aspirar el piso, limpiar la cocina y organizar tu dormitorio. El aumento de tu movimiento diario podría tener importantes beneficios para tu salud y la composición corporal.
¡Todas las cosas pequeñas se suman!

29. No pongas excusas, simplemente empieza a trabajar

Si estás cansado, no pienses demasiado en ello. Ponte tus auriculares y simplemente comienza a moverte. Haz un calentamiento dinámico para conseguir la mentalidad necesaria y así comenzar con series de ejercicios más fácilmente.

Si estás cansado o estresado, puedes mantener un perfil bajo de entrenamiento, y entrenar más duro cuando estés lleno de energía. Nunca te arrepentirás de un entrenamiento, pero si te lamentarás de saltarte alguno.

Los mejores consejos de nutrición para perder peso

30. Limita la variedad de comidas

Mientras que la variedad es la especia de la vida, comer diferentes alimentos en cada comida hace que controlar el hambre y las calorías sea mucho más difícil.

De lunes a viernes, elige 3 desayunos, almuerzos, cenas y opciones de bocadillos dentro de tu presupuesto de consumo de calorías y gira en torno a ellos. De esta manera, no tendrás que preguntarte qué comer para tu próxima comida o preocuparte por crear un déficit de calorías. Este truco puede ayudar a perder peso constantemente.

31. Tómate 20 minutos para comer tus comidas

Se tarda unos 20 minutos para que la leptina (la hormona de saciedad del cuerpo) entre en juego y haga saberte que has comido lo suficiente. Aunque a veces pueda ser difícil, tómate tu tiempo, come despacio y mastica la comida. Este método puede ayudarte a comer más conscientemente y aumentará tu conocimiento del cuerpo, lo que puede significar un mejor control de las porciones.

32. Escribe una lista de compra semanal

Anota tu lista de compras antes de ir a la tienda para saber exactamente lo que necesitas cuando estás caminando por los pasillos, haciendo que las compras por impulso disminuyan y te ayuden a perder peso.

Otro buen consejo para la práctica: no vayas al supermercado con hambre. Los compradores hambrientos son típicamente más tentados por opciones de alimentos ricos en calorías.

Alternativamente, puedes optar por un servicio de entrega a domicilio de comestibles, que se asocia con compras más saludables, limitadas a la variedad de alimentos y al aumento de la pérdida de peso.

33. Marca el perímetro de los supermercados

Las tiendas de comestibles mantienen sus cosas buenas en el perímetro. Es aquí donde encontrarás tus frutas, verduras y proteínas magras. Los pasillos se suelen llenar con los alimentos altamente procesados y apetitosos que contienen una combinación de grasa, sal, azúcar, y un montón de calorías. Sólo aventúrate en estas secciones cuando tengas tu lista de compras en mano para saber exactamente lo que necesitas.

34. Limpia tus alacenas

Tira a la basura todos los alimentos procesados, comida chatarra y comidas llenas de azúcar, de forma que no te veas tentados por ellas. De esta forma, será mucho menos probable que comas.

En su lugar, mantén las frutas y verduras visiblemente y con fácil acceso. Este pequeño cambio se asocia con un mayor consumo de frutas y verduras, lo que podría marcar la diferencia en tus esfuerzos por perder peso.

35. Suscríbete a un servicio de entrega de comidas

Si estás limitado de tiempo y no te gusta cocinar, considera la suscripción a un servicio de entrega de comidas saludables que ofrezcan sabrosas comidas bajas en calorías.

36. Pon a prueba tus alergias a los alimentos

Si estás comiendo una dieta saludable y no logras perder peso, algo más podría estar interfiriendo con tus esfuerzos. Existe una posibilidad de que tengas una alergia a los alimentos o una sensibilidad que está induciendo a tu cuerpo a mantenerse en el peso y en el exceso de grasa.

Consumir alimentos alergénicos puede causar inflamación sistémica y deteriora la salud intestinal. Hazte una prueba de alergia a los alimentos o haz una dieta de eliminación para averiguar lo que podría estar causando el problema.

37. Evita dietas extremas bajas en calorías

Aunque puede ser muy tentador comer muy pocas calorías para bajar de peso rápido, la estrategia puede ser contraproducente. Las dietas muy bajas en calorías (llamadas dietas de semi-inanición) están asociadas con una disminución en el metabolismo.

De hecho, un estudio mostró que las mujeres tras una dieta de 1200 calorías al día perdieron más grasa que las mujeres que sólo comieron 500 calorías por día durante un período de 24 semanas. Además, al comer muy poca comida, tienes un mayor riesgo de deficiencias nutricionales.

Consejos para la elección de alimentos

38. Comer huevos para el desayuno

Se ha encontrado que comer un desayuno rico en proteínas sirve para reducir la ansiedad, aumentar la saciedad, y ayudar en la pérdida de peso. En este caso, los huevos son una opción de desayuno fácil y rápido.

Si eres alérgico a los huevos, también puedes probar una salchicha de desayuno, un batido de suero de leche o proteína vegana.

39. Elige proteínas magras

El pollo, el pescado y el pavo son una excelente opción de alto valor proteico y bajas en grasas. Estas opciones también contienen menos calorías, por lo que se pueden comer porciones más grandes mientras se mantienen las calorías bajas.

La proteína magra mantiene la sensación de lleno por más tiempo y ayuda a controlar el azúcar en la sangre, lo que significa menos antojos de dulces y alimentos altos en grasa. Esto no significa que tengas que evitar la carne roja (sólo asegúrate de pedir cortes más magros).

40. Evita las mezclas de frutos secos

Las nueces contienen una gran cantidad de grasas y nutrientes saludables para el corazón. Pero la mezcla, que por lo general contiene pasas y chocolate, junto con las nueces son alimentos calóricamente densos y fáciles de abusar.

Una pequeña bolsa de 6 onzas de mezcla de frutos secos puede tener fácilmente más de 1000 calorías, y se supone que es sólo un bocado o aperitivo. Opta mejor por nueces secas, tostadas o mixtas, y asegúrate de medir tus porciones.

41. Come ensalada para el almuerzo (o cena)

Las ensaladas son una excelente comida para perder grasa, ya que son ricas en nutrientes, lo que también significa que son altas en fibra, agua y vitaminas.

Las ensaladas te llenan sin aportar demasiadas calorías (siempre y cuando no estés cargando tu ensalada con aderezos altos en calorías). Llena tu plato con lechuga y verduras, cubriéndola con proteínas magras y agrega un aderezo saludable como el aceite de oliva y el jugo de limón.

Con esto, puedes hacer una comida deliciosa que puede satisfacer un apetito de gran tamaño y te ayudará a adelgazar rápido.

42. Elija condimentos bajos en calorías y altos en sabor

La mostaza y la salsa picante están repletas de sabor sin exceso de azúcar y calorías. Otros grandes condimentos mejoran el sabor e incluyen hierbas, especias, salsa, limón y vinagre.

Limita las salsas como la de barbacoa y salsa teriyaki, ya que se hacen con mucho azúcar.

43. Come alimentos fermentados

Alimentos como el kimchi, el chucrut, el kéfir y el yogur pueden ayudar a reducir los antojos dulces, a la vez que mejoran la salud intestinal.

Se ha encontrado que los alimentos fermentados también sirven para mejorar la presión arterial y la composición corporal. Las hortalizas fermentadas no son tu única opción: también puedes incluir bebidas fermentadas como el kombucha, agua de coco y el kvas.

44. Haz tú mismo alimentos más sanos

Existen muchas maneras creativas de hacer tus comidas favoritas y con un confort saludable. Realiza un poco de investigación para encontrar sustitutos saludables y deliciosos para tus alimentos y postres favoritos para tu mayor comodidad.

Todo el mundo tiene no negociables o cosas que no estamos dispuestos a renunciar a toda costa. Pero aún así, debes tratar de encontrarle una alternativa saludable a cada alimento.

Consejos de bebidas

45. Eliminar las bebidas azucaradas

Debido a esto, muchos países están enfrentando altas tasas de obesidad. Un ejemplo de ello es la soda, que está llena de azúcar y calorías innecesarias.

Cambia el refresco por agua, té sin azúcar, agua con gas, café y otras bebidas que no estén cargadas con azúcar. Este es uno de los cambios más fáciles de hacer para disminuir las calorías y perder peso rápidamente.

46. Bebe un vaso de agua antes de cada comida

Bebe un vaso de agua antes de cada comida y merienda para ayudar a aumentar la sensación de saciedad y pérdida de peso. Mantenerte hidratado puede ayudarte a controlar tu hambre, por lo que comerás menos calorías.

Tampoco tienes la necesidad de beber 4 litros de agua por día como un fisicoculturista. El objetivo es tomar de 8 a 12 vasos de agua por día, aproximadamente 8 vasos para las mujeres y 12 para los hombres.

47. Bebe café negro

El café puede ofrecer algunos beneficios para la pérdida de peso, incluyendo un aumento en la tasa metabólica y la oxidación de grasas. Sin embargo, ésto no es una excusa para beber café todos los días y a todas horas.

Tampoco significa que te estés haciendo un favor por consumir bebidas con café llenas de azúcar y que contengan gran cantidad de calorías. Si bebes café, bebe negro o agrega apenas un chorro de nata o leche. También puedes probar a añadirle canela, con menos calorías que el azúcar.

48. Elimina el café después de las 15:00 hs

Beber café en la tarde (dentro de las 6 de tu hora habitual de acostarte) podría interferir con tu ciclo de sueño, y tener un sueño adecuado es crucial. Idealmente, se deben adherir 1 a 2 tazas de café y beberlas antes de las 12:00 hs. Esto debería dar a tu cuerpo suficiente tiempo para procesar la cafeína y permitirte dormir cuando llegue ese momento.

49. Elimina el alcohol

Si quieres perder peso seriamente, entonces debes saber que es importante eliminar o disminuir el consumo de alcohol de manera significativa. No sólo el alcohol puede ser una bomba de calorías, sino que también altera el metabolismo de la grasa, pudiéndote impedir la pérdida de peso.

Consejos para una alimentación consciente

50. Escribe tus antojos

¿Estás estresado o enfadado? Escribe tus pensamientos cuando tengas antojos de un cierto tipo de alimentos o bebidas, como por ejemplo: ¿Qué estás haciendo? ¿Con quién estás? ¿Qué hora es?Al escribir tus antojos de alimentos, puedes determinar que es lo que está sucediendo en tu vida que te hace anhelar ciertos alimentos. Esto puede ayudarte a identificar y evitar los alimentos desencadenantes que causan tu desenfreno.

51. Elije platos pequeños

Comer en platos y tazones más grandes sin darte cuenta puede llevarte a comer más calorías que si utilizaras platos más pequeños. Debes comer en platos y tazones más pequeños.

Esta señal visual hará que tu mirada hacia tu plato sea más completa y sustancial. Además, esta práctica se utiliza en las zonas azules del planeta, lo que significa que podría conducirte a una mayor longevidad.

52. Cepíllate los dientes después de cenar

El sabor a la pasta de dientes puede ayudarte a frenar cuando en la noche intentes dar bocados innecesarios. También sirve como señal para tu cuerpo de que es el final del día y ya debes prepararte para dormir.

Consejos de preparación de comida

53. Prepara las comidas de la semana los domingos

Cocinar en casa puede significar una mayor calidad en las comidas y una mayor conciencia de los ingredientes que estás comiendo. Esto será útil para el control de cantidad de proteínas, grasa y calorías que estás comiendo a diario.

Las personas que preparan las comidas en el hogar también tienden a comer más frutas y verduras. Comienza a preparar las comidas saludables durante el fin de semana, para no tener que pensar en qué comer para el almuerzo o la cena durante la semana.

54. Prepara un almuerzo de lunes a viernes

En lugar de comprar un almuerzo todo el tiempo, prepara un almuerzo en tu casa y llévalo al trabajo. Si has hecho tu preparación de la comida del domingo, esto debería ser muy fácil.

Una idea excelente sería un almuerzo de pechuga de pollo a la parrilla o al horno con patatas dulces y verduras asadas como las coles de Bruselas, zanahorias y pimientos rojos. Agrega un poco de grasas saludables, como la mitad de un aguacate o una cucharada de aceite de oliva, y tendrás un delicioso almuerzo bajo en calorías que te saciará.

55. Ten un snack saludable en el trabajo

Llevar un snack al trabajo elimina la tentación de comprar opciones menos saludables. Algunas buenas opciones incluyen una manzana, puré de garbanzos y verduras, huevos duros, cecina de pavo o yogur griego con bayas. Ésto debería ayudarte a mantener tus niveles de energías altos, manteniendo tu hambre bajo control hasta la hora de la cena.

Consejos para perder peso aunque comas fuera de casa

56. Come o cena fuera de casa sólo 2 veces por semana

Debes limitar las comidas del restaurante a 2 veces por semana. Las comidas en restaurantes, por lo general, contienen mucha más grasa y calorías que la comida cocinada en casa.

Además, un estudio encontró que comer en restaurantes puede ser tan malo para tu cintura como comer comida rápida. Limitar el número de veces que comas por semana puede ayudarte a mejorar el control de la ingesta de calorías, siendo más fácil para ti con respecto a la pérdida de peso.

57. Di no a la cesta de pan

El pan, la tortilla, los chips y otros aperitivos antes de las comidas que los restaurantes agregan, dan muchas calorías vacías a tu comida. No sólo no te llenan, sino que te harán comer más del plato principal. Guarda tu apetito para la comida real y simplemente di no a la cesta de pan.

58. Opta por aceite o vinagre de aderezo

Cuando pidas ensaladas, elije el aceite y el vinagre sobre aderezos cremosos. También debes elegir sólo unos pocos aderezos para la ensalada en lugar de cada uno de ellos. Los aderezos como nueces, semillas, frutos secos, queso, aceitunas, etc. están bien, pero no en grandes cantidades y todos juntos.

59. Pide que sea cocinado a la parrilla, no frito

Los alimentos fritos contienen mucha más grasa y calorías que la comida a la parrilla. Por ejemplo, el pollo a la parrilla a menudo tiene 40% menos de calorías que el pollo frito (esto va tanto para las carnes como para las verduras).

Además, pedir que una comida sea cocinada a la parrilla es una manera fácil de asegurarte de que tu comida no romperá tu banco de calorías.

60. Solicitar al vapor, no salteado

Al vapor: significa que una comida está preparada usando el vapor del agua hirviendo, y es un método de cocción que conserva más las vitaminas y nutrientes beneficiosos que otros métodos de cocción.

Salteada: se refiere a la cocción de alimentos con un poco de grasa a fuego alto. Muchos restaurantes usan un montón de grasas como la mantequilla y otros aceites de cocina ricos en calorías para los platos salteados.

Haz al vapor tus verduras para conseguir lo más nutritivo de ellas y con un mínimo de calorías.

61. Personaliza tus comidas

Si quieres ahorrar, considera personalizar tus propias comidas sin comer lo que comen los demás. Pide ensaladas en lugar de papas fritas, o salsa en lugar de un gran aperitivo. Si sales a comer a menudo, debe tratarse de una estrategia poderosa, la cual puede ser la diferencia entre disminuir o aumentar la grasa.

62. Elimina segundos platos

En un buffet, es fácil dejarse tentar y comer en exceso debido a todas las opciones que hay. Aquí, debes aplicar nuestra recomendación de limitar la variedad que mencionamos anteriormente, ya que también se aplica en un buffet.

Para contrarrestar tentación de la variedad del buffet, toma sólo un plato y no vuelvas por segundos. Llena la mitad de tu plato con verduras, ¼ de proteínas y ¼ con algún carbohidrato saludable.

63. Elije una opción de comida baja en calorías en cada tipo de cocina

Cuando vayas a comer, prepárate con tu opción de ir a las comidas bajas en calorías. De este modo, ni siquiera tendrás que buscar en el menú cuando llegues allí. Ésto hará eliminar el estrés de tener que elegir una comida saludable y te permitirá concentrarte en tu cena.

Consejos para perder peso mientras estás de viaje

64. Prepara tu comida para el avión

Traer tu propia comida es la forma más fácil de asegurarte de que comerás algo saludable y sabroso cuando viajes (puedes empacar tus propias comidas y traer tus propios snacks).

Tomarte un poco de tiempo para preparar la comida antes de tu vuelo te permitirá controlar qué y cuánto estarás comiendo. Una simple y sencilla merienda podría ser una barra de arándano y una manzana. Si deseas más de una comida, considera empacar una comida saludable para mantenerte lleno durante el vuelo.

65. Lleva agua contigo

Si bien, el alcohol, el refresco y los jugos son tentadores, estas bebidas están llenas de azúcar y de calorías vacías. En su lugar, puedes optar por agua sin gas o con gas, té sin azúcar o café negro en el avión.

Mantenerse hidratado también puede ayudar a disminuir los síntomas del jet lag (descompensación horaria) si estás atravesando zonas horarias, por lo que tendrás más de una buena razón para beber agua.

66. Ayunar durante el viaje en avión

Los humanos no necesitamos comer cada 3-4 horas. Si no es un viaje en avión muy largo, podría ser una gran oportunidad para que descanses tu sistema digestivo de los alimentos a través del ayuno.

De esta manera, sáltate en el avión los aperitivos y céntrate en la hidratación, bebiendo mucha agua. Planea tener una buena comida una vez que hayas llegado a destino.

Los mejores consejos para un estilo de vida que te permita perder peso

Calidad del sueño

67. Ve a la cama antes de medianoche

La calidad del sueño es influenciado por tu ritmo circadiano, y si vas a la cama antes de la medianoche, mejorarás enormemente la calidad y los beneficios de tu sueño.

Ir a la cama pasada la medianoche se asocia con mayores riesgos de enfermedades cardiovasculares y obesidad. Así que, escucha a tu cuerpo y ve a la cama cuando tengas esa primera ola de somnolencia, que generalmente se da antes de la medianoche.

68. Duerme en un lugar fresco y oscuro

El sueño se optimiza cuando en un cuarto fresco y lo más oscuro posible. La luz artificial suprime la secreción de melatonina, la hormona que te hace conciliar mejor el sueño.

Creando un ambiente óptimo para dormir , puede aumentar considerablemente la duración y la calidad del sueño, ayudándote de esta manera con la pérdida de peso.

69. Baja las luces

Con el fin de preparar el cuerpo y la mente para el sueño, baja las luces en tu casa 1-2 horas antes de acostarte. Esto puede ayudarte a conciliar el sueño mucho más rápido.

70. Apaga la tecnología

La luz emitida por el televisor, la computadora, el smartphone o el iPad confunde a tu cerebro haciéndole creer que todavía hay luz afuera. Para tener un sueño de óptima calidad, apaga toda tu tecnología 1-2 horas antes de dormir, para que tu cerebro sepa se acerca la hora de dormir.

71. Lee un libro

La lectura de un libro 1-2 horas antes de acostarse puede ayudar a calmar tu mente y prepararte para el sueño. Si no prefieres libros de papel, puedes conseguir en tu iPad una aplicación para cancelar la luz azul o cualquier otro dispositivo para mitigar la luz electrónica.

Estrés

72. Revisa tus hormonas con un análisis de sangre

Las deficiencias de nutrientes y los desequilibrios hormonales causan estrés en tu sistema. Por ejemplo: si tu cortisol es alto y tus glándulas suprarrenales son insuficientes, o estás bajo en vitaminas D-3, hormonas tiroideas o vitamina B12, podrías experimentar baja energía y dificultad para perder peso.

En un test de sangre también se puede ver si tu azúcar en la sangre, niveles de colesterol y otros valores están en el rango normal y saludable. Toda esta información puede informarte acerca de qué cambios hacer para optimizar tu energía, salud, nutrición y estilo de vida.

Trabaja con un profesional médico para determinar qué valores en la sangre hay que revisar.

73. Recibe un masaje semanal

Los masajes sirven para ayudar a disminuir el cortisol (hormona de estrés del cuerpo) y para ayudar a la recuperación muscular después de un entrenamiento. Si ir una vez por semana está fuera de tu presupuesto, intenta al menos ir una vez por mes.

74. Practica la respiración profunda o la meditación a primera hora de la mañana

¿Sabías que puedes controlar el sistema nervioso central con tu respiración? Suena casi como un truco de entrenamiento ninja, pero en realidad puedes hacer mucho con esto.

Practica ejercicios de respiración, como respirar durante 5 minutos en cualquier momento que te sientas estresado o antes de irte a la cama.

Del mismo modo, puedes intentar la meditación, la cual te dará una mayor atención, productividad, disminución del estrés y un mejor control de peso. Además, aumentar la conciencia corporal a través de la respiración o la meditación puede hacerte más consciente de tus señales de hambre y saciedad, lo que se traducirá en una pérdida de peso mayor.

Trabajo

75. Trae tu bolso deportivo cuando vayas a trabajar

Prepárate para el éxito y empaca tu ropa de gimnasia en tu maletín o bolso. Ve al gimnasio antes del trabajo, durante tu hora de almuerzo o después de tu trabajo. En definitiva, no dejes en casa tu ropa de entrenamiento ¡no hay lugar para excusas!

76. Lleva tu ropa de entrenamiento cuando viajes

Traer tu ropa de entrenamiento puede ayudar a motivarte para entrenar cuando viajes. Solamente te llevará 10 minutos conseguir un sólido entrenamiento de peso corporal en tu habitación del hotel.

Como alternativa para entrenar, también puedes salir a correr afuera. Además, puedes considerar la posibilidad de llevar contigo una cuerda para saltar para una sesión de cardio intenso en cuestión de minutos. Tampoco te olvides tus zapatillas de entrenamiento.

77. Consigue un escritorio sit-to-stand

Se ha descubierto que las personas que están de pie durante la jornada de trabajo queman más calorías que aquellos que se sientan.

Existen una serie de opciones de escritorios sit-to-stand disponibles en estos días. También puedes invertir en un escritorio automatizado que se ajusta a las alturas que desees, dependiendo de si quieres estar parado o sentado; o sino, también tienes la opción de construir tu propio escritorio de pie con muebles de Ikea.

La opción de sentarte o pararte podría alentarte a moverte más, y así ser más activo durante todo el día.

78. Da un paseo de 30 minutos durante el almuerzo

Caminar después de una comida puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y ayuda para la pérdida de peso. Empieza por tomar un paseo de 30 minutos después de comer el almuerzo. También puedes hacerlo después de la cena, en lugar de sentarte en el sofá y ver la televisión. El beneficio adicional es que saldrás a la calle a respirar un poco de aire fresco y a disfrutar de los beneficios del sol.

79. Párate y camina cuando estés realizando llamadas

Cuando estés en el teléfono, utiliza esta oportunidad para levantarte y moverte. En lugar de sentarte en tu escritorio o en una sala de conferencias, camina alrededor de tu oficina o consigue algo de la tan necesaria vitamina D tomando una reunión al aire libre.

Los mejores consejos motivacionales para perder peso

Establecimiento de metas

80. Anota 2 metas

Debes establecerlas de manera inteligente, es decir, que sean específicas, medibles, alcanzables y enfocadas en plazos determinados. Es por ello que las metas inteligentes tienen más probabilidades de ser alcanzadas.

Crea un objetivo de rendimiento y uno de composición corporal. Mantén tus metas en algún lugar visible para acordarte de ellas todos los días. Por ejemplo: hacer 10 flexiones de brazos seguidas durante 3 meses o perder 7 kg en 3 meses.

81. Escribe por qué es importante esa meta para ti

Anota exactamente por qué tu objetivo es importante para ti. Esto te ayudará a estar conectado con él y a recordar precisamente lo que te está motivando a bajar de peso.

Debes encontrar una motivación a largo plazo y preguntarte siempre por qué quieres perder peso y adelgazar rápido. Encuentra tu mejor respuesta a ese por qué y así estar más motivado para trabajar duro y llegar allí.

82. Crea una meta semanal

¡Sí! Tienes la gran meta de perder peso. Pero ten en cuenta que el establecimiento de pequeñas metas en el camino ayuda a mantenerte entusiasmado, motivado y enfocado; y también puede ayudarte a alcanzar la gran meta más rápido.

Estos objetivos podrías ser cosas como levantamiento de pesas, objetivos realistas de pérdida de peso (0,5-1 kg por semana), número de entrenamientos por semana, distancia de funcionamiento, etc. Un ejemplo podría ser que correr 1’5 kms más en tus sesiones de running. Escribe tu objetivo y mantenlo en algún lugar que se pueda ver todos los días.

83. Haz un seguimiento de tu cuerpo con estadísticas

Realiza estadísticas de seguimiento, como por ejemplo: tu peso, tu grasa corporal y las medidas de tu cuerpo. Esto te mantendrá más motivado a medida que avances.

El registro de tu peso también te ayudará a mantenerlo una vez que hayas alcanzado tus objetivos. Escribe estos números en un registro o en un calendario para que puedas ver donde empezaste y lo lejos que has llegado.

Aquí hay algunas opciones para que puedas realizar un seguimiento, a medida que continúes en tu lucha por perder peso:

  1. Mide tu cintura, el pecho y las caderas.
  2. Mide tu peso inicial y pésate una vez por semana en el mismo día y a la misma hora.
  3. Mide tu porcentaje de grasa corporal y luego vuelve a medirla mensualmente.

84. Toma fotos de tu progreso

Cada semana o mes, tomate una foto sin camisa para ver tu evolución a través del tiempo (esto te hará sentir más motivado). Ya que te verás en el espejo todos los días y seguramente notarás cambios sutiles en tu físico y en tu estética.

Tomar fotografías de ti mismo te permitirá comparar donde empezaste con donde estás ahora y hacia donde vas.

85. Enfócate en seguir tu plan, no en perder peso

Centrarse únicamente en la dieta y en perder peso han demostrado ser grandes predictores de la recuperación del peso. En su lugar, debes centrarte en seguir tu plan de entrenamiento y nutrición.

Esto define tu autoestima en formas distintas dependiendo de cómo te mires y cuánto peses. Concéntrate en seguir tu plan y tus objetivos de entrenamiento, al igual que correr cada vez más fuerte y así ser un mejor atleta en general.

Motivación social

86. Inscríbete para hacer una carrera de 5 kilómetros

Inscribirse a una carrera es una gran motivación para ponerse en forma. Después de inscribirte para la carrera, encuentra un plan de entrenamiento de 5 kilómetros que pueda ayudarte a cruzar la línea de meta.

Los programas de entrenamiento para correr 5 kilómetros suelen durar de 8 a 12 semanas, por lo que tendrás un sólido plan a seguir para ponerte en forma.

87. Inscríbete para una carrera espartana

Tal vez, la idea de correr una carrera de ruta suene aburrido para ti. Si es así, puedes probar inscribirte en una Spartan Race y seguir un plan de entrenamiento para este tipo de carreras.

Esta carrera con obstáculos pondrá a prueba tu resistencia, fuerza y agilidad, ya que te enfrentarás a alambres de púas, subidas de cuerda, lanzamiento de jabalina, barro, objetos pesados, colinas y fuego.

En caso de que esto te cause preocupación y suene demasiado intenso para ti, la carrera espartana es más una carrera de obstáculos que una carrera en sí. No importa cuál sea tu nivel de condición física, tendrás de todos modos un montón de diversión.

88. Encuentra a un compañero de entrenamiento

Siempre tienes una mayor probabilidad de seguir con tus entrenamientos cuando tienes un amigo para motivarte y controlarte. También será más probable que mantengas tus compromisos de ir siempre al gimnasio o a la pista.

89. Hacer amigos activos

Si los amigos que tienes en este momento no están activos, trata de conocer a personas que se dedican a pasatiempos activos. Por ejemplo, únete a algunos grupos activos en tu área, únete a un club de corredores en tu oficina o a un club de natación o anima a tus amigos a tomar un nuevo pasatiempo contigo.

Tu entorno social tiene una gran influencia en tus hábitos personales, por lo que te servirá hacer amistades con gente sana y activa, los cuales podrían ayudar a mantenerte en forma a largo plazo y también a alcanzar tus objetivos de pérdida de peso.

90. Dile a tus amigos acerca de tus metas

Comprométete a dar a tus amigos o seguidores una actualización cada semana o mes. Envíalas a tu familia y amigos, o comparte tus metas en las redes sociales, por ejemplo: un propósito de año nuevo.

Medios para motivarte a perder peso

91. Haz una lista de reproducción de entrenamiento

Haz una lista de reproducción de entrenamiento que sirva para motivarte en el gimnasio. Escuchar música puede aumentar el rendimiento de los y ayuda a que disfrutes más de tus sesiones de entrenamiento. También puede ser una estrategia que te ayude a adherirte a tu plan de entrenamiento.

92. Mira un video motivacional

Viendo un vídeo mostrando como se hace un ejercicio podría llevarte a entrenar muy duro. Encuentra un video de algún ejercicio que desees probar o un deportista que admires y te inspire para entrenar como un profesional.

93. Mira una imagen motivacional

Elige una imagen que sea positiva e inspiradora. Si es posible, que sea específicamente de las cosas que te guste hacer. Por ejemplo: encontrar una imagen de un surfista que está montando una ola, un ejercicio de peso corporal que desees lograr, tu atleta favorito o un escalador escalando una montaña. Esa imagen debe inspirarte a levantarte del sofá e ir al gimnasio.

94. Lee una cita de motivación

Ten contigo una o más citas motivacionales para poder verlas prácticamente a diario (en el escritorio, en el espejo del baño, en tu habitación, etc.).

Lo ideal sería que tengas una cita positiva sobre la fuerza, la resistencia, la tenacidad o superar desafíos que puedan ayudarte a recordar lo que estés tratando de lograr y que podrían ser el único recordatorio de lo que necesitas para seguir con tu plan de entrenamiento y nutrición.

95. Adopta el Kaizen

Kaizen es un concepto japonés que significa mejora constante. Cada día esfuérzate por ser un poco mejor de lo fuiste ayer. No se trata de ser perfecto, sino de ser cada vez más fuerte, correr más rápido, saltar más rápido y moverse de manera más eficiente.

Este concepto también se puede aplicar a tu dieta. No tienes que revisar tu estilo de vida, pero sí debes realizar cambios pequeños y fáciles de mantener en el tiempo.

96. Visualiza tu éxito

Practica técnicas de visualización e imagínate haciendo ejercicios y lo que sientas cuando consigas tus objetivos. Estas técnicas pueden aumentar la conexión mente-cuerpo, ayudando a ser más conscientes de tus hábitos alimenticios y de tus ejercicios.

97. Utiliza la barra de búsqueda de Entrenamiento.com

Si tienes alguna pregunta de fitness o nutrición, necesitas ideas de entrenamiento o buscas recetas saludables, utiliza la barra de búsqueda de Entrenamiento.com para investigar y encontrar lo que buscas.

Esta página cuenta con artículos sobre pérdida de grasa, construcción de músculo, motivación en el gimnasio, comida sana y más. Somos tu recurso para que encuentres formas científicamente demostradas para alcanzar tus metas de salud y fitness.

Motivación de reto fitness

98. Cuelga los pantalones que ya no te quepan

Cuelga los pantalones que ya no te quepan en algún lugar de tu armario en donde puedas verlos todos los días. Si antes encajabas en esos pantalones, debes encajar en ellos otra vez. Éste puede convertirse en uno de tus objetivos cada mes, por lo que deberás volverte probar los pantalones cada mes, para asegurarte de que ya lo has logrado.

Trata de encontrar un estímulo emocional personal, de modo que tus objetivos no tengan que ser logrado sólo por unos pantalones. También podría servirte una fotografía de ti mismo u otro artículo que te recuerde donde solías estar y hacia adonde trabajas para llegar.

99. Apuesta dinero en tus objetivos de pérdida de peso

¿Quieres ganar dinero para estar saludable? Qué mejor manera que mantenerse motivado invirtiendo el dinero de tu éxito en el uso de una aplicación, por ejemplo PactApp.

Cuando Establecemos metas en PactApp, tienes la oportunidad de ganar dinero para lograr tus objetivos, pagados por miembros que no lo lograron.
También corres el riesgo de perder tu inversión si no lo logras. Los estudios han encontrado que las personas que utilizan aplicaciones de juegos sociales para motivarse a perder peso experimentan resultados de pérdida de peso excelentes ¿Estás preparado para el reto?

100. Ver cuánto dinero puedes ahorrar

El dinero es motivador. Calcula cuánto gastas por comer en restaurantes y beber alcohol al mes, y también averigua cuánto te ahorrarás por comer en casa y por beber menos alcohol.

Tal vez, puedas utilizar el dinero que te ahorrarás en alcohol y en comidas de restaurantes para planear vacaciones y lucir tu físico fuerte y tonificado.

Conclusión

Aplicando estos 100 consejos para bajar de peso, podrás notar un gran cambio en tu cuerpo a nivel físico y estético, por lo que podrás lucirlo orgulloso por todo el trabajo y sacrificio que has realizado.

Intenta aplicar cada uno de ellos en la medida de lo posible para que tengas el éxito asegurado ¿Estás preparado para emprender este largo camino hacia el éxito?

Leer más: http://www.entrenamiento.com/musculacion/definicion/100-como-perder-peso/#ixzz3xnt7ApEf

Sobre LAO-Lisette Alvarez Ondina 3413 Artículos

Soy Informática, me dedico a programar y diseñar páginas web en PHP, también soy fotógrafa de todas ocasiones, tengo un estudio de fotos de bebes, niños y embarazadas llamado LAOStudio Instagram: @photographybylisette, practico running…soy maratonista de corazón…tengo un estilo de vida naturista, me fascina la medicina especialmente la natural, me gusta leer, estudiar, el deporte, el arte y el diseño…no pertenezco a las religiones, pero estoy transformando mi vida a vegana por salud y respeto a los derechos de los animales.
soy modelo como hobbie, puedes buscarme en instagram @lisettealvarez6lao

3 Comentarios

  1. Hola Lisette ,te escribo desde Perú mi nuevo país de residencia.

    Muy interesante el articulo como casi todos los que púbicas y mas ahora que lucho por no aumentar de peso

    No sabes cuanto extraño volver a correr por las calles de La Habana y ha sido un consuelo volver visitar tu pagina y ver todo lo interesante que publicas y nos hace sentir unidos donde quiera que estemos.

    Si puedes escríbeme al correo.

    Saludos

    Ricardo

  2. Hola, me llamo Milagro, soy de Jiguaní,Wao, he leído este artículo completo, cosa que no me gusta hacer a diario porque hace varios días, exactamente 6 estoy haciendo ejercicio físico para bajar de peso y la verdad estos consejos estan de varavilla, ojalá me srivan de mucho, trataré de hacer muchos de ellos, no solo para mantanerme en forma, sino para mejorar el estrés y convertirme en una mejor persona. Saludos a todos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*