Pierde peso comiendo platos más pequeños

Pierde peso comiendo platos más pequeños  Entrenamiento - Google Chrome

Perder peso puede ser muy complicado debido al tamaño de las porciones de comida que se suelen ingerir actualmente. Descubre que estrategia debes seguir para cambiar tus hábitos alimenticios.

Antes de entrar de tratar este tema, debemos ser conscientes en primer lugar de que vivimos en un mundo en el que hay calorías por todos los lados. Piénsalo:

  • De camino a casa nos podemos encontrar multitud de restaurantes de comida rápida.
  • En nuestro trabajo podemos encontrar varias máquinas expendedoras con alimentos cargaros de azúcar, grasa y sal.
  • En todos los pasillos del supermercado encontramos alimentos procesados y muy baratos.
  • Si vas a cualquier centro comercial puedes pagar 9.99€ en un buffet para llevarte en el cuerpo todas las calorías que quieras.

La mayoría de veces que un entrenador personal ofrece consejos a alguien acerca de cómo perder peso y tonificar su cuerpo, se centra más en los hábitos de alimentación de ésta persona en vez de en su régimen de ejercicio. El motivo es que es muy fácil planear una rutina de ejercicios que sea adecuada y razonable para una persona. Lo difícil es cambiar sus hábitos de alimentación.

¿Por qué muchas personas tienden a engordar?

Si acostumbras a consumir gran cantidad de calorías con escaso valor nutricional – por ejemplo, carbohidratos refinados, refrescos, alimentos cargados de glucosa y cualquier otro tipo de comida basura – lo más probable es que estés consumiendo más calorías de las que quemas. Como consecuencia, todo ésto lleva a una acumulación de grasa adiposa en nuestro cuerpo. Recuerda que todo lo que comes tiene que acabar en algún sitio, pues las calorías “no desaparecen en el aire”. Todas las calorías que consumas cuentan, tanto si provienen de líquidos como de sólidos.

¿Cómo podemos evitar engordar?

1. Reducir el tamaño de los platos

Podemos empezar el proceso de librarnos de todo ese exceso calórico que acostumbramos a consumir simplemente cambiando el tamaño de nuestros platos. Al fin y al cabo, para perder grasa corporal tenemos que reducir la cantidad de comida que ingerimos, así que vamos a intentar ajustar nuestros platos a la cantidad de comida que debemos comer para alcanzar nuestros objetivos.

Un estudio llevado a cabo en Australia investigó la realidad que se esconde detrás del tamaño de los platos y el tamaño de las porciones que consumimos. Descubrieron que en las últimas décadas las porciones han aumentado considerablemente, siendo un factor determinante el tamaño de los platos. Así, los científicos continuaron investigando a través de distintos modelos matemáticos cómo el tamaño de los platos importa. En el estudio se analizaron dos tipos de platos distintos – planos y con forma cónica – en distintos tamaños y las distintas densidades calóricas de distintos alimentos, todo ello comparándolo con la cantidad de calorías diarias recomendada. También se analizaron los platos en forma de bol.

Los resultados mostraron que un pequeño aumento en el tamaño de los platos puede conllevar a un aumento sustancial en las calorías consumidas, dada que la persona tendría a su disposición una cantidad de calorías mayor delante de sí.

2. Saber combinar alimentos de diferente densidad calórica

Los resultados sugieren también que los platos más grandes e incluso aquellos con forma de bol deberían ser utilizados para servir alimentos con una densidad calórica baja, o al menos una mezcla entre alimentos con densidad calórica alta y baja, en aras de limitar la cantidad de calorías que ingerimos.

En definitiva, el total de calorías disponibles en una comida viene determinado por la elección del tipo de plato que empleamos (llano, hondo…), por el tamaño del mismo, por cómo de lleno está y por la densidad calórica del alimento que se sirve. Si empleamos un plato grande – o si vamos a servir distintos platos – deberíamos servir alimentos con una densidad calórica baja para compensarlo.

No obstante, este estudio tiene ciertas limitaciones: existen infinidad de tipos de platos, de formas y de tamaños distintos, del mismo modo que la densidad calórica varía inevitablemente entre alimento y alimento. Además, cada persona tiene distintas necesidades en relación con las calorías que ha de consumir. Por ello, para esquivar estas variaciones, en el estudio se adoptaron una serie de suposiciones y se analizaron exclusivamente una serie de condiciones, pero no las infinitas posibilidades que pueden existir.

Conclusión

A pesar de estas limitaciones, la idea está clara: un pequeño aumento en el tamaño del plato conlleva un aumento en las calorías disponibles para una persona, lo cual hace más probable que efectivamente las consuma. Los resultados son aún peores cuando se utilizan platos con forma de bol y cuando la comida servida tiene una alta densidad calórica, pero en realidad existen muchos factores a tener en cuenta como:

  • La cantidad y calidad de la comida.
  • La densidad calórica.
  • El tiempo que disponemos para comer.
  • Los estímulos que recibamos del entorno en ese momento.

Los resultados de este estudio sugieren la necesidad no solo de incluir alimentos con baja densidad calórica – como las verduras – en todas nuestras comidas, sino también servir aquellas comidas más densas, en platos más pequeños, evitando el uso de boles, dado que así estamos reduciendo la cantidad de alimento que tenemos disponible frente a nosotros. Al fin y al cabo, si queremos perder peso nos tenemos que concienciar de que habrá que hacer determinados cambios en nuestra vida ya que, ante todo, comer la cantidad de calorías necesaria requiere disciplina.

Leer más: http://www.entrenamiento.com/nutricion/dietas/pierde-peso-comiendo-platos-mas-pequenos/#ixzz3wx6hFArf

Sobre LAO-Lisette Alvarez Ondina 3398 Artículos
Soy Informática, me dedico a programar y diseñar páginas web en PHP, también soy fotógrafa de todas ocasiones, tengo un estudio de fotos de bebes, niños y embarazadas llamado LAOStudio Instagram: @photographybylisette, practico running...soy maratonista de corazón...tengo un estilo de vida naturista, me fascina la medicina especialmente la natural, me gusta leer, estudiar, el deporte, el arte y el diseño...no pertenezco a las religiones, pero estoy transformando mi vida a vegana por salud y respeto a los derechos de los animales. soy modelo como hobbie, puedes buscarme en instagram @lisettealvarez6lao

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*