Cómo tratar las lesiones en el running

tendinopatia-710x474Te damos unos consejos para que puedas complementar, bajo la supervisión de un profesional médico, el tratamiento de una lesión producida por el running y poder evitar recaídas.

El running se ha convertido últimamente en una de las actividades físicas más populares debido a lo fácil que es practicarlo y a los beneficios que conlleva. Sin embargo, correr es una actividad de alto impacto y tenemos más probabilidad de sufrir lesiones si se cumplen los siguientes factores:

  • Cantidad excesiva de km.
  • No calentar correctamente.
  • Utilizar una técnica de carrera inadecuada.
  • Calzado inapropiado para la carrera.
  • Correr en superficies inestables.
  • Desequilibrios anatómicos.

Algunas de las dolencias más comunes son la fascitis plantar, la periostitis y la inflamación del tendón de Aquiles. Estas dolencias pueden aparecer sin previo aviso y permanecer con nosotros durante mucho tiempo. Lo primero que debes hacer cuando el dolor sea difícil de soportar es acudir al médico o al fisioterapeuta: él mejor que nadie sabrá diagnosticarte que lesión tienes y que tratamiento debes seguir.

Sin embargo, podemos darte unos consejos según la lesión que padezcas para que complementes el tratamiento que te hayan recomendado los especialistas y tu recuperación sea mejor y más rápida.

1. Rodilla del corredor

Para curarla los expertos sugieren:

  • Reducir el número de kms.
  • Utilizar rodilleras.
  • Tomar antiinflamatorios.

En casos más graves es conveniente que acudas al médico para que pueda extraerte el líquido sinovial acumulado en la rodilla (Arroll y Edwards, 1999).

2. Tendinopatía aquiliana

En caso de que el dolor sea difícil de soportar se recomienda:

  • Tomar antiinflamatorios.
  • Guardar reposo.
  • Poner hielo en zona afectada durante no más de 20-30 minutos cada hora.
  • Vendar la zona afectada para disminuir la inflamación y estabilizar los tejidos lesionados.
  • Elevar el pie afectado ya que disminuyendo el flujo de sangre en la zona podrás bajar la inflamación.

Cuando te encuentres algo mejor para correr, estira bien los gemelos después de cada sesión.

3. Fascitis plantar

  • Guarda reposo
  • Intenta hacer ejercicios de elongación del talón con la ayuda de una pelota de tenis.

Si el problema persiste:

  • Acude al podólogo para que te haga unas plantillas perfectamente amoldadas a ti.
  • Ponte una tablilla por las noches para estabilizar la zona.
  • Ves al doctor para que ponga una inyección de esteroides en la zona y así poder acelerar la recuperación.

4. Periostitis tibial

  • Ponte hielo en las espinillas durante 15-20 minutos.
  • Mantén por las noches las espinillas elevadas.

5. Síndrome de la cintilla iliotibial

Haz estiramientos específicos y haz ejercicio con un rollo de espuma para reducir la inflamación y el dolor.

6. Fractura por estrés

  • Tómate un tiempo de descanso ya que es posible que necesites llevar muletas para evitar añadir presión a la zona así como un buen tratamiento de fisioterapia.
  • Una radiografía te permitirá ver si es necesario pasar por el quirófano para reparar la fractura.
  • Toma suficiente calcio para mantener los huesos fuertes.

7. Tendinopatía rotuliana

  • Pon hielo en la rodilla cada vez que el dolor aparezca.
  • Sigue un tratamiento de fisioterapia que te permita aliviar y fortalecer el tendón.
  • Estira bien los cuádriceps y el femoral tanto en el gimnasio como en casa.

8. Esguince de tobillo

  • Acude a un médico para que te diga exactamente el tiempo que debes estar sin entrenar.
  • Haz ejercicios de equilibrio que trabajen los músculos estabilizadores del tobillo como las sentadillas a una pierna (McKeon et ál., 2008).
  • Utiliza una tobillera y véndate el tobillo cuando vuelvas a retomar los entrenamientos para prevenir recaídas.

9. Distensión muscular

  • Guarda reposo.
  • haz un tratamiento de estiramientos.
  • Pon hielo en el músculo afectado.

10. Ampollas

  • Asegúrate de que tus zapatillas se ajustan al tamaño de tu pie.
  • Evita los calcetines de algodón. Utiliza en su lugar calcetines hechos de material sintético.

11. Rozaduras

  • Utiliza unos pantalones más largos para correr.
  • Usa bálsamos para evitar más irritaciones.
  • Trabaja tu estilo de correr para evitar el rozamiento de muslo contra muslo.

12. Flato

  • Dóblate ligeramente hacia delante y tensa los abdominales.
  • Intenta respirar más con los labios fruncidos para reducir el dolor.

Conclusión

Te hemos proporcionado algunos consejos para poder tratar una por una las lesiones más comunes del running. Sin embargo, debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para prevenir cualquier tipo de lesión en el running, y que el tratamiento de éstas puede ser costoso y largo, por lo que es recomendable que conozcas las principales causas por las que pueden aparecer así como las mejores medidas para evitar lesiones.

Leer más: http://www.entrenamiento.com/atletismo/como-tratar-las-lesiones-en-el-running/#ixzz3n9I2gvxK

Sobre LAO-Lisette Alvarez Ondina 3413 Artículos
Soy Informática, me dedico a programar y diseñar páginas web en PHP, también soy fotógrafa de todas ocasiones, tengo un estudio de fotos de bebes, niños y embarazadas llamado LAOStudio Instagram: @photographybylisette, practico running...soy maratonista de corazón...tengo un estilo de vida naturista, me fascina la medicina especialmente la natural, me gusta leer, estudiar, el deporte, el arte y el diseño...no pertenezco a las religiones, pero estoy transformando mi vida a vegana por salud y respeto a los derechos de los animales. soy modelo como hobbie, puedes buscarme en instagram @lisettealvarez6lao

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*