Dieta disociada paso a paso

alimentos-disociadaDespués de tanto buscar e investigar, podemos decir que hemos dado con un método infalible donde es posible no contar minuciosamente cada caloría que ingerimos al mismo tiempo que nos deshacemos de esos milímetros de más.

Se trata de una dieta con cierta base racional pero que, sin embargo, carece de base y aceptación científica así que cuidado. Pues no hay necesidad de llevar las cosas a los extremos, ya que estos siempre acaban siendo perjudiciales. Teniendo esto muy en cuenta, podemos lanzarnos y probar cómo funciona nos la dieta disociada. Para ello vamos a averiguar cómo funciona y cuáles son sus exigencias o requisitos indispensables.

Qué es y cuales son las tablas de la dieta disociada

Pues sencillamente se trata del placer de comer y de adelgazar juntos. Pero cuando algo se junta, otra cosa inevitablemente se separa. Aquí, en la dieta disociada tenemos que prestar atención a los alimentos que comemos, ya que según ésta, los tenemos que clasificar por categorías y solo ingerir en una misma toma aquellos que pertenecen a la misma clase.
Es por ello que para evitar cualquier tipo de error y equivocación por nuestra parte, se han elaborado unas tablas de alimentos de la dieta disociada que especifican, por un lado, cuáles están permitidos tomar, y por otro, a qué categoría pertenecen para así no mezclar unos con otros.
Como vemos en la siguiente tabla, hay 5 grandes grupos de alimentos y dentro de cada uno se muestran los productos aptos para la realización de esta dieta.

  1. CARBOHIDRATOS: Arroz, maíz, harina, pasta, legumbres, garbanzos, frijoles, lentejas, haba y soja.
  2. FRUTAS: Tenemos las naranjas, mandarinas, limones, kiwi, piña, moras, uva, sandia, plátanos, fresas y manzanas.
  3. GRASAS: Aceite de oliva y/o de girasol, avellanas, nueves, chocolate, pasas y dátiles.
  4. PROTEÍNAS: Carnes, pescados, mariscos, productos lácteos, queso y huevos.
  5. VERDURAS: Lechugas, espinacas, coliflor, calabacín, pimientos, espárragos, zanahoria, pepino, cebolla, acelgas, puerro y apio.

Tal y como exige la dieta disociada, está terminantemente prohibido mezclar diferentes grupos de alimentos en una misma comida. Por lo tanto, bajo ningún concepto mezclaremos:

  1. Proteínas con hidratos de carbono
  2. Proteínas con grasas
  3. Diferentes tipos de hidratos de carbono
  4. Mezclar diferentes tipos de frutas como es el caso de las ácidas (naranja) con las dulces (uvas).

Además de estas cuatro directrices, hay otras exigencias que hacen referencia a los 5 grupos de alimentos que hemos visto un poco más arriba.

  1. Sólo comeremos fruta en el desayuna y a media mañana.
  2. Ciertas grasas como los frutos secos (nueces, dátiles, pasas) las podremos tomar tanto a media mañana como a la hora de merendar. Eso sí, nunca como acompañamiento de la fruta.
  3. Siempre comeremos carbohidratos a media mañana o en la comida. Nunca en la cena.
  4. Las proteínas siempre por la noche.

Una vez desmenuzado todo lo relativo a los productos permitidos y establecidos el cómo y el cuándo, vamos a ver qué menús nos propone la dieta disociada

Menú de la dieta disociada

Antes de empezar y como siempre dicen los médicos, tenemos que dejar claro y por favor haced el esfuerzo de seguirlo a rajatabla, hay que hacer 5 comidas al día. No por comer más veces al día vamos a engordar. Más bien lo contrario, pues cada vez que tomamos algún alimento ponemos en marcha nuestro organismo y al hacer éste la digestión, de forma involuntaria quema calorías y con ello incluso podemos hasta adelgazar.

Una vez claro este concepto, os presentamos las 5 comidas que propone el menú de la dieta disociada para conseguir resultados satisfactorios.

  • DESAYUNO: Café o infusión té con edulcorante y con dos rebanadas de pan.
  • ALMUERZO: Frutos secos.
  • COMIDA: Entre las opciones encontramos por un lado,  una ensalada con distintas variedades de lechugas, cebolla y zanahoria. Y por otro lado, podemos comer una ensalada de pasta con verduras
  • MERIENDA: Fruta.
  • CENA: A estas horas podremos de disfrutar de dos platos. El primero siempre será una sopa o puré de verduras. Y de segundo elegiremos entre carne, pescado o huevos. Para ello dejaremos de lado los fritos para poner en marcha la plancha o la olla para hervir.

La dieta disociada bien explicada también incluye, además de contar qué podemos comer de una forma estructurada, también informa sobre sus pros y contras. Pues hay que tener en cuenta todos los factores, tanto positivos como negativos para poder tomar la decisión de someterse a una dieta de la forma más objetiva posible.

Como vemos, no se trata de una dieta muy sacrificada, ya que puedes comer casi de todo. Eso sí, en lo relativo a la bebida están prohibidos los refrescos y el alcohol. Otro de sus lados positivos es que puedes comer tanto como quieras, en cuanto a cantidades se refiere. No obstante, como toda norma tiene su excepción. Resulta que al no estar estipulado cuántos gramos de proteínas, frutas, verduras, grasas y carbohidratos debemos ingerir al día, podemos crear un cierto desarreglo nutricional. Para ello, siempre-siempre-siempre combinaremos la ingesta de hidratos de carbono con la de proteínas, verduras y fruta. Así que despediros de tratar de ser aventureros y dedicar cada día de la semana a un único grupo de alimentos.

Por esta misma razón no es aconsejable seguir esta dieta durante un tiempo prolongado sin una supervisión médica. Es por ello, que se recomienda no hacer la dieta disociada durante más de 30 días seguidos. Es más, si lo hacemos bien y no dejamos de hacer ejercicio de forma moderada como dar paseos con ritmo alegre, puede que con tan sólo siete días perdamos esos 3-4 kilos de más. Eso sí, ya sabemos los riesgos que implica perder peso en tiempo récord.

Volver a nuestra alimentación desequilibrada habitual favorecerá con total seguridad la pronta recuperación de lo perdido. Así que, habrá que intentar combinar el ejercicio físico con el ejercicio nutricional de comer más sano dejando de lado, el alcohol, los fritos y los productos grasientos como son la bollería, los embutidos, los quesos, etc.

Las 12 reglas Dietéticas

1. No comer proteínas de carne ni hidratos de carbono después de las 19:00.
2. Respetar las digestiones completamente (3 horas como mínimo).
3. No tomar lácteos después de la comida; sólo yogures bio, café o infusiones. El yogur bio tiene compatibilidad con todo, en todo momento.
4. No tomar bebidas gaseosas ni zumos mientras se come o en proceso de digestión. Tomar agua o vino (no de aguja).
5. Si se utilizan frituras, freir con el aceite muy caliente, y después escurrir y envolver en servilletas de papel.
6. Si apetece helado, tómese de una sola clase, sin galleta y sin mezclar sabores.
7. Los caldos para las comidas se harán normales, pero los alimentos sin compatibilidad no se comerán. Es decir, si por ejemplo hay paella, puede comerse el arroz y las verduras (pese a haberlas cocinado en un caldo con carnes), pero las carnes no se comerán.
8. La sémola de verduras, de venta en herboristerías, se puede utilizar con cualquier caldo, y tiene compatibilidad con todo.
9. Las especias, en cantidades moderadas, tienen compatibilidad con todo, en todo momento.
10. Tomar zumo de limón todas las mañanas, endulzado preferiblemente con miel.
11. La comida que menos engorda es el pescado o marisco sólo, en la cena.
12. El alcohol engorda.
La siguiente tabla muestra como deben combinarse los alimentos: (Clic en la Imagen para agrandarla)
dieta cuadro disasociada
Extraído de :www.dieta-disociada.es    y    www.dietas10.net
Sobre LAO-Lisette Alvarez Ondina 3413 Artículos
Soy Informática, me dedico a programar y diseñar páginas web en PHP, también soy fotógrafa de todas ocasiones, tengo un estudio de fotos de bebes, niños y embarazadas llamado LAOStudio

2 Comentarios

  1. LAO me gusta mucho el blog sobre todo porque aborda un tema de mucho interés para el público y posee una gran variedad de información, se resultara muy útil a todo el mundo.
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*