Cómo entrenar a un centrocampista

El mediocampista o centrocampista es el jugador de fútbol que se encarga de llevar la pelota hacia delante del campo, creando el camino hacia la portería. Como requisitos de este jugador, debe ser fuerte para evitar ser derribado por el contrario, además de ser hábil en el control del balón y rápido durante la carrera. Asimismo, tienen que practicar los disparos a portería para que también tengan ocasiones de marcar.

Instrucciones


  1. En primer lugar, una de las cosas que debes hacer para ser un buen centrocampista es incrementar tu velocidad. De esta manera podrás correr con el balón sin temor a que te alcancen los rivales. Para mejorar tu velocidad, coloca las manos de un compañero sobre tus hombros. Después intenta correr hacia delante, mientras él presiona con sus manos para evitar que avances. A continuación, transcurridos diez segundos tu compañero debe soltarte para que tú puedas correr hacia delante incrementando la velocidad. Este efectivo ejercicio, empleado por los mejores atletas, ha de ser practicado mínimo diez veces a la semana para que tu velocidad mejore dentro de un mes.

  2. En segundo lugar, como centrocampista debes impedir que el rival reciba la pelota fácilmente. Para ello practica presionando a un compañero cuando trate de recibir el balón de espaldas a ti, para que así cometa un error y pierda la pelota. Durante el ejercicio trata de no hacer ninguna falta, pues tienes que aprender a quitar el balón pero sin acumular tarjetas amarillas durante los encuentros.

    img_35187_ins_3725008_600
  3. Por otro lado, el trabajo en medio campo implica tener una buena habilidad manejando el balón, bastante mayor a la del resto de jugadores, ya que el centrocampista es el que controla la pelota durante más tiempo en el terreno de juego, y su obligación es no cedérsela al rival. Por esta razón el mediocentro tiene que aprender a proteger la pelota, a controlarla, pasarla y recibirla adecuadamente, tanto con los pies como con los muslos y el pecho. Para ello trabaja el mantenimiento del balón bajo, golpeando con suavidad la pelota a ras del suelo hacia un compañero, aumentando poco a poco la intensidad.

  4. Asimismo, el centrocampista ha de tener buena visión y estar atento a las personas de su alrededor, tanto a los de su propio equipo para poder pasar la pelota como a los rivales para tratar de esquivarles. Sin embargo, el objetivo principal en el medio campo es crear oportunidades de gol.

    Para esto practica la distribución del balón con pases a ras de suelo cortos, utilizando como máximo dos toques, formando un triángulo con tres jugadores mientras un cuarto se coloca en medio intentando robar al balón.

    Además el centrocampista puede hacer un ejercicio de repetición de pases veloces con otro compañero, mientras un tercero intenta robarles el balón. Así aprenderá a crear confusión en el oponente, abriendo espacio en el terreno de juego.

    img_35187_ins_3725010_600
Consejos


  • Además es útil practicar el regateo manejando el balón diariamente en un espacio reducido.
  • No te centres solo en los pases cortos y practica también los pases en profundidad cuando encuentres un jugador desmarcado durante el entrenamiento.

 

Sobre LAO-Lisette Alvarez Ondina 3414 Artículos
Soy Informática, me dedico a programar y diseñar páginas web en PHP, también soy fotógrafa de todas ocasiones, tengo un estudio de fotos de bebes, niños y embarazadas llamado LAOStudio Instagram: @photographybylisette, practico running...soy maratonista de corazón...tengo un estilo de vida naturista, me fascina la medicina especialmente la natural, me gusta leer, estudiar, el deporte, el arte y el diseño...no pertenezco a las religiones, pero estoy transformando mi vida a vegana por salud y respeto a los derechos de los animales. soy modelo como hobbie, puedes buscarme en instagram @lisettealvarez6lao

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*